El lado positivo (que lo tiene) del Coronavirus

cosas positivas covid-19

La gran importancia de la digitalización, el teletrabajo, poner en valor los empleos más vitales, más horas con nuestros hijos, la solidaridad, disminución de la polución….son sólo algunos ejemplos de que, en momentos de dificultad, también hay razones para la esperanza. 

No podemos pensar en un futuro inmediato, ya que todo es incierto y el COVID_19 ha sido un punto de inflexión en nuestras vidas. Y el empleo está siendo el más afectado. Pero hay otro lado de la moneda, que nos hace sentir esperanzados. El hoy es más importante que nunca.

Tratar de ver el lado positivo no debe de ser algo forzado, porque la realidad es la que es y no debemos engañarnos. Pero hay cosas positivas, que incluso nos están sorprendiendo, y forman parte también de esta realidad que estamos viviendo todos. Y esperemos que ese espíritu perviva tras la crisis, que todos seamos un poquito más humanos.


La Digitalización

Ahora muchas empresas se han dado cuenta de la gran importancia de tener un plan de digitalización implantado. El uso de herramientas digitales nos está facilitando a todos poder sobrellevar esta situación, realizar y tramitar gestiones, comunicarnos, y continuar, en muchos casos, con nuestra labor. Todas estas medidas no se pueden implantar de la noche a la mañana, y el COVID_19 no ha dado margen de maniobra.

No estar digitalizado puede hacer que tu negocio no pueda continuar adelante por un tiempo, o tener que improvisar a marchas forzadas sin una visión clara.

El teletrabajo

Por primera vez muchos han experimentado lo que es el teletrabajo, ahora de forma forzada. Pero en la mayoría de los casos, nos cuentan, está siendo una experiencia positiva, sobre todo en los casos en los que se suele realizar de forma habitual.

Este es, sin lugar a dudas, el mayor experimento de teletrabajo vivido en el mundo. Y de él vamos a poder sacar muchas conclusiones, seguro que positivas.

En esto la digitalización también tiene mucha relevancia, ya que poseer herramientas que nos permitan realizar el trabajo estemos dónde estemos, y con acceso desde cualquier dispositivo es crucial. Y, según qué empleos, no han permitido el teletrabajo porque esto no estaba solventado con anterioridad.

En esta materia nos llevan años de ventaja EEEUU, dónde se impone la filosofía «bring your own device» (trae tu propio dispositivo). Lo que permite tener en nuestros dispositivos todo nuestro trabajo, contactos, herramientas, etc. Trabajar en la nube nos ofrece flexibilidad y rapidez ante situaciones como esta.

Los empleos vitales

La sanidad es, sin lugar a dudas, la que está afrontando esta grave situación, con los recursos limitados, y exponiéndose al virus. Médicos, enfermeros, auxiliares, personal de administración, de limpieza. Todos los que trabajan en este sector están haciendo un gran esfuerzo por todos nosotros, y el resto sólo debemos mantenernos en casa el máximo tiempo posible y seguir las medidas aplicadas con el mayor rigor.

Así como fuerzas de seguridad, trabajadores sociales en residencias de ancianos, personal de limpieza, transportistas, personal de supermercados, operarios de alimentación y bienes de primera necesidad. Son los trabajadores más necesarios en estas circunstancias.

Es importante que nos demos cuenta de que, su labor, no es nimia, y es la que nos está haciendo mantenernos a todos.

La población lo sabe, por eso nuestros balcones o ventanas se han convertido en vehículos de comunicación, en los que se agradece el trabajo de todos ellos. Sois lo que nos une. GRACIAS por vuestro esfuerzo.

Horas con los hijos

Las familias con niños, sobre todo más pequeños, se han visto obligadas a cambiar, en muchas circunstancias, su rutina. Es hora de quedarse en casa con los hijos, lo cual estrecha el vínculo. Tenemos más tiempo para estar con ellos, escucharles, jugar con ellos, disfrutar de verles crecer, de sentirles cerca. Y eso es algo que también debemos valorar. Que el coronavirus una más a las familias, que el amor esté por encima de todo.

Este parón en nuestras vidas sólo tiene que servir para coger impulso, para ver la vida con otros ojos. Algo que, la vida frenética, a veces no nos deja contemplar. Porque lo más valioso ya lo tenemos.

La Solidaridad

Sin duda, ante momentos duros, la parte más humana siempre aflora. Y los movimientos solidarios se han multiplicado en toda España. De forma individual o colectiva, en barrios, ciudades o desde empresas. Es muchísima la gente que quiere poner su granito de arena y ayudar de la forma que pueda. A personas mayores, atendiéndolas de forma voluntaria y desinteresada, haciéndoles la compra para evitar que salgan, a trabajadores que carece de equipos de seguridad, realizando o donando mascarillas, ofreciendo servicios gratuitos, atendiendo dudas y asesorando mediante RRSS o telefónicamente…..todos podemos ayudar de una u otra forma, desde nuestros hogares.

Se palpa en el ambiente un espíritu de fraternidad, porque el coronavirus nos ha unido como personas, valoramos lo más esencial, y nos volvemos más empáticos. Que no se nos olvide cuando la vida vuelva a la normalidad.

Reducción de la contaminación

La tierra nos está agradeciendo este parón mundial que nos estamos tomando. Los niveles de polución han disminuido.

Hemos paralizado producción, transporte,….y eso, el medio ambiente, lo está notando. La primavera ha llegado, y en breves la naturaleza nos brindará su mejor cara. Así que, que esto nos sirva también para darnos cuenta y ser conscientes que, con otra forma de organizarnos, probablemente haríamos menos daño a la tierra en la que vivimos. Para poder disfrutar de ella cuando salgamos a respirar aire fresco en plena naturaleza.


Esperamos que todo esto pase pronto, y que podamos recuperarnos. Nos quedan todavía días así. Por el momento, pensemos en todo lo bueno que tenemos, y sigamos manteniéndonos en casa #YoMeQuedoEnCasa porque #JuntosPodemosVencer.