¡Atrapa al candidato!

¡ATRAPA AL CANDIDATO!

Encontrar al mejor candidato es, en ocasiones, una tarea compleja. Por ello no dejar escapar buenos talentos debería de ser nuestra prioridad. Y en ello el tiempo cuenta, y mucho.

Como empresa experta en procesos de selección y reclutamiento sabemos lo complejo que es encontrar algunos perfiles profesionales. Además de ello hay que tener en cuenta a la empresa, sus valores corporativos y sus necesidades principales. El candidato debe coincidir en diferentes baremos con lo que la empresa anda buscando, y muchas veces resulta complicado encontrar a un trabajador que cumpla todos los requisitos que se demandan.

Pero si lo encuentras ¿porque no lo «cazas» cuanto antes? A veces dejamos escapar al mejor candidato sólo porque no tiene todos y cada uno de los requisitos, o tenemos dudas, o queremos seguir buscando por si encontramos a alguien mejor. Y en ese tiempo, un precioso tiempo, al final perdemos al mejor talento.

Nos ha pasado unas cuantas veces, candidatos ideales, que conocen la empresa, que están muy interesados en trabajar con ellos, han pasado varias entrevistas, hasta llegar a la final con la entidad en cuestión. Pero…¿qué impide la contratación inmediata?

A veces, darle demasiadas vueltas, parar a pensar en si realmente es la persona idónea, puede hacer que dejemos escapar la oportunidad. ¿No tiene toda la formación y/o experiencia necesaria? Dale formación complementaria. Si tiene las ganas y actitud, no será un problema desarrollar su trabajo. Incluso puede que posea otras habilidades que ofrezcan un extra con el que no esperabas contar.

Y mientras pensabas y pensabas….la competencia actuaba. Y el candidato era seleccionado por otra empresa, que le ofrecía una oferta mejor que la tuya.

No se trata de precipitarse, pero la agilidad en un proceso de selección también es de suma importancia. Porque al final, por no terminar de decidirte, puedes acabar sin ningún candidato disponible, y debes volver a empezar el proceso, con el tiempo y dinero que ello requiere.

Los candidatos, ante la falta de feedback, siguen buscando otras opciones, continúan otros procesos de selección. No van a estar ahí eternamente esperando. Así que ¡se rápido! ¡Atrapa al candidato!

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest