Cómo interpretar una nómina

cómo interpretar una nómina

Todos, en alguna ocasión, hemos tenido dudas a la hora de interpretar una nómina. Los expertos en RRHH trabajan a diario con ello, pero para el resto de mortales a veces supone una dificultad. ¿Quieres saber qué compone una nómina y cómo interpretarla? Te lo contamos de forma sencilla.

La mayoría de la población trabaja por cuenta ajena, y eso supone que cada mes ingresarán en tu cuenta la nómina correspondiente por tu trabajo. Pero ¿nos paramos a ver si esa nómina está correcta? ¿a ver y conocer sus partes y saber interpretarlas? No es una cosa banal, debería ser algo que todos tendríamos que saber. Muchas veces puede suponer malentendidos con la empresa o con el departamento de recursos humanos. Sí, el personal también puede confundirse, son humanos, pero a veces, simplemente, no entendemos bien lo que tenemos delante.

Quienes tienen nóminas fijas no suelen tanto problema, pero para quienes varía cada mes, esto puede ser un auténtico quebradero de cabeza.

¿Qué compone una nómina?

Aunque cada nómina se realiza de una manera, hay partes invariables mínimas que deben aparecer sí o sí, como el tipo de trabajo y la cantidad económica a percibir.

  • Encabezamiento: aquí podemos ver todos los datos de la empresa en la que realiza sus funciones el trabajador así como los del propio trabajador, incluido grupo profesional y grupo de cotización.
                                             Encabezamiento y período de liquidación
  • El periodo de liquidación de la nómina y el total de días.
  • El devengo, que se compone de las percepciones salariales y no salariales.

Esta es la parte más importante de la nómina, y a la que más atención debemos prestar. Aquí es dónde podemos ver nuestros ingresos totales y debemos diferenciar entre devengos salariales y no salariales.

La retribución por nuestro trabajo corresponde a los devengos salariales, entre ellos:

  1. Salario base; el que marque nuestro convenio colectivo.
  2. Complementos salariales; una retribución extra que depende de muchos factores (conocimientos, responsabilidades, beneficios y objetivos).
  3. Horas extraordinarias; si el trabajador realiza horas más allá de las estipuladas como máximas, tanto si son forzosas como voluntarias. Aquí marcará el número de horas realizadas al mes y el concepto salarial por ello a percibir.
  4. Gratificaciones extraordinarias; correspondiente a las pagas extras. Dependiendo de cada convenio o empresa habrá diferente número de pagas extras, y estas pueden estar prorrateadas o pagarse aparte en los meses que corresponda.
  5. Salario en especie; se trataría de una remuneración en forma de bienes o servicios, como pueden ser gastos por kilometraje.

Devengos no salariales:

Estos no tienen deducción de IRPF ni cotiza a la Seguridad Social

  1. Indemnizaciones o suplidos; cuando el trabajador tiene que adelantar gastos derivados de su trabajo, como dietas, transporte, material, etc
  2. Prestaciones e indemnizaciones a la seguridad social; aquí aparecerán gastos por incapacidad o desempleo temporal, prestación por traslado, suspensión o despido.
                                                                   Devengos en la nómina
  • Las deducciones que se aplican a la nóminas, es decir lo que resta. Nuestra aportación a la Seguridad Social y al IRPF.
  1. Deducciones por IRPF; este impuesto es lo que pagamos a la Agencia Tributaria y repercute a la hora de realizar la declaración de la renta anual. Cada trabajador puede solicitar el cambio de este %, teniendo en cuenta que si es muy bajo la renta saldrá a pagar, mientras que cuanto más aportes, más fácil es que te salga a devolver.
  2. Deducciones a la Seguridad Social; para saber cuánto se nos deduce de seguridad social se tienen en cuenta los conceptos contingencias comunes, desempleo, formación profesional, horas extraordinarias por fuera mayor y horas extraordinarias sin fuera mayor.
                                                                  Deducciones en la nómina
  • Líquido a percibir, lo que va a cobrar realmente el trabajador si aplicamos al sueldo bruto y todos los complementos, las deducciones oportunas.
  • La parte destinada a la firma y sello de la empresa y al recibí del trabajador. En la actualidad las nóminas puede subirse a una plataforma o APP para ser descargada por el trabajador.

Estos son datos mínimos que podemos encontrar en una nómina, los que dan fe de la relación contractual entre empresa y trabajador, y en los que constan todos los conceptos salariales y el salario final del empleado.

Os dejamos este vídeo en el que se resume todo lo visto anteriormente

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest