Y fueron felices y comieron…en el office

departamentos felicidad

La felicidad en el trabajo, para algunos una utopía, para otros un bien necesario. Parece que cada día se tienen más en cuenta los aspectos relativos al bienestar laboral. Muchas empresas tienen ya sus departamentos de felicidad o Chief Happiness Officer (CHO). ¿En qué consiste esta felicidad? ¿Es alcanzable?

Todos anhelamos eso tan preciado y a veces inalcanzable: la felicidad. Y para que la felicidad sea plena todos nuestros ámbitos deben de estar equilibrados. También el plano laboral. En primer lugar debemos comprender que la felicidad no se trata de estar sonriendo y disfrutando todo el tiempo. Sino de que la balanza esté equilibrada, y sean muchos los puntos a favor para obtener un bienestar que nos mantenga en un estado óptimo.

Sin lugar a dudas la felicidad en el trabajo, en primera instancia depende muy mucho de nosotros mismos, de cómo afrontemos las diferentes circunstancias, de cómo nos sintamos, de comprendernos a nosotros mismos. Pero hay otra gran parte que puede, y debe, ser implementada por la empresa. Es lo que se conoce como bienestar laboral.

La felicidad en el trabajo es posible. Para ello muchas empresas han creado la figura del jefe de felicidad o Chief Happiness Officer. En grandes multinacionales, incluso, existe un departamento entero específico que trabaja para que los empleados logren alcanzar esa felicidad.

En nuestro vídeo podéis escuchar la opinión de los expertos en felicidad laboral. Preguntar a los trabajadores y medir resultados son dos pasos imprescindibles.

Y no es una tarea sencilla. Lograr enamorar a los propios trabajadores es más difícil que a los clientes en muchas ocasiones. Son nuestros embajadores, y su involucración es crucial. Compartir valores, obtener una retribución acorde, sentirse valorado y creer que su trabajo realmente es importante, son cuestiones básicas para encarar el trabajo.

Pero más allá de eso, cuestiones como la complicidad entre compañeros y que exista un buen clima laboral, o medidas de conciliación que nos ayuden a compaginar trabajo y vida personal, son las estrellas en cada empresa.

Si logramos enamorar a los trabajadores estos llevarán su jornada de trabajo mucho mejor, se sentirán comprendidos y trabajarán con pasión y determinación.

¿Qué hace exactamente este departamento?

Escuchar, escuchar y escuchar. Preguntar a los trabajadores, evaluar sus deseos, y determinar qué acciones llevar a cabo en pos del bienestar de toda la plantilla.

Beneficios:

  • Mejora del clima laboral
  • Aumento de la productividad
  • Sentimiento de pertenencia y mayor vinculación a la empresa
  • Buena reputación

Aunque suene utópico, poco a poco y gracias a medidas de este tipo, todos vamos a poder ser un poquito más felices en nuestros trabajos. Es responsabilidad de las empresas, si desean que sean reconocidos por aspectos positivos, si quieren retener talento y si desean que el trabajo sea efectivo. Un trabajador feliz e implicado es el mayor valor para tu organización.

 

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest