Los EPI, o Equipos de Protección Individual

EPI

Cuando hablamos de EPI hablamos de Equipos de Protección Individual. Son equipos o dispositivos que protegen a los individuos, generalmente utilizados en los trabajos, de agentes externos, cuidando así su salud y seguridad.

En el último año hemos aprendido que existe algo llamado EPI, y que no es el amigo de Blas. Pero los EPIS no son solamente utilizados por los sanitarios. Hay multitud de profesionales que deben utilizar diferentes tipos de EPI en su día a día.

¿Qué es exactamente un EPI?

Se trata de un equipo destinado a ser llevado por el trabajador para que este esté protegido de peligros y riesgos que puedan afectar a su salud y/o seguridad. Los accesorios para tal fin también son considerados EPIS. Es decir, un EPI puede estar compuesto por gafas, guantes, botas, casco. Y dentro de estos habrá diferentes tipos, dependiendo de su uso.

¿Cuándo se debe de utilizar un EPI?

Cuando los riesgos no puedan evitarse lo suficientemente. Es entonces cuando deben entrar en acción los EPIS, y la empresa y el trabajador deberán hacer un buen uso y cuidado de los mismos para evitar accidentes. Las características que deban reunir los equipos de protección individual se establecerán en función tanto de la naturaleza y magnitud del riesgo, como de las condiciones ambientales del lugar y de las características del usuario.

¿Qué no es un EPI?

La ropa de trabajo o uniformes de trabajo convencionales. Si no están destinados a la protección del trabajador, no podremos considerarlo un EPI.

Tipos de EPI

Dependiendo de la gravedad de los riesgos, nos encontraremos frente a EPIS de categoría 1, 2 y 3.

  • Categoría 1: riesgos mínimos, complementos como dedales, guantes de jardinería,…
  • Categoría 2: la gran mayoría, ya que generalmente las amenazas no suelen ser ni livianas ni de gravedad seria. Como calzado de seguridad, cascos, pantallas protectoras, chalecos reflectantes….
  • Categoría 3: peligros graves o de muerte; como máscaras de gas para evitar respirar gases tóxicos, los equipos completos frente a virus altamente contagiosos y mortales,…

Comprueba siempre su homologación

Al proteger a los trabajadores, es crucial que estén homologados y esté visible el CE, tal y como recoge el artículo 10 del  RD 1407/1992 de 20 de noviembre (transposición de la Directiva 89/686/CEE, de 21 de diciembre). El marcado CE se colocará y permanecerá colocado en cada uno de los EPI fabricados de manera visible, legible e indeleble, durante el período de duración previsible o de vida útil del EPI.

Especialmente reseñable es la obligación, por parte del fabricante y/o su mandatario en la Comunidad Económica Europea, de suministrar una declaración de conformidad cuando se le pida, de acuerdo con el mencionado artículo 10 del  RD 1407/1992 de 20 de noviembre, además todos los EPI’s deben ir obligatoriamente acompañados de un folleto informativo por parte del fabricante.

Ahora que ya sabes qué es un EPI, y que no es lo mismo ropa de trabajo que un equipo de protección individual, recuerda que, dependiendo de la labor que desarrolles, la empresa deberá proporcionarte el EPI correspondiente para tu propia seguridad.

 

¿ʙᴜꜱᴄᴀꜱ ᴛʀᴀʙᴀᴊᴏ?

¿ʙᴜꜱᴄᴀꜱ ᴇᴍᴘʟᴇᴀᴅᴏꜱ?

ɴᴏ ᴅᴜᴅᴇꜱ ᴇɴ ᴄᴏɴᴛᴀᴄᴛᴀʀɴᴏꜱ

ɪɴꜰᴏ@ᴠᴇʀᴋᴇʀ.ᴇꜱ

¿ʜᴀʙʟᴀᴍᴏꜱ?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest