¿Qué medidas puede tomar la empresa ante el COVID-19?

medidas laborales covid19

El estado de alerta declarado en España por la emergencia sanitaria del Coronavirus, ha hecho que las empresas tengan que improvisar de forma urgente qué hacer con su producción y trabajadores. ¿Cuáles son las medidas que pueden tomar?

En la gran mayoría de las empresas los ERTE están siendo la solución temporal y más rápida. Ya que, en grandes corporaciones, es casi imposible asegurar la prevención del riesgo de contagio entre trabajadores. Además de que, debido al cese de actividad, se hace insostenible mantener la producción.

El consejo de ministros va a aprobar hoy una serie de medidas encaminadas a dar luz a las empresas para poder actuar. Se flexibilizarán los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y aumentar la cobertura del paro.

También se suspenderán las cotizaciones a la Seguridad Social de pequeñas, medianas empresas y autónomos afectados por esta crisis.

Esta circunstancia excepcional será tenida en cuenta como una causa de fuerza mayor. 

¿Qué puede hacer mi empresa?

  1. ERTE- se trata de una fórmula distinta a los famosos ERE. En este caso se trataría de un caso temporal por fuerza mayor. Es decir, el contrato queda suspendido durante el tiempo que dure el estado de alarma o hasta que la crisis sea remitida. Y se retoma cuando la actividad de la empresa vuelva a su normalidad. Si la empresa se viese gravemente afectada podría realizar, a posteriori, un ERE, un expediente de Regulación de Empleo definitivo. Se pretende que, en primera instancia, se eviten lo máximo posible los ERE. Si, tras estos días, no hubiese otro remedio, se tendrían que tomar las medidas necesarias. De ahí las ansiadas medidas que se esperan por parte del Gobierno.
  2. Teletrabajo- desde hace ya unos días muchas empresas han aplicado este método. Sobre todo aquellas que se lo pueden permitir. Y desde este lunes es una realidad en la gran mayoría del país. Las nuevas tecnologías nos facilitan la vida y el trabajo. Y este momento que estamos viviendo es el mejor ejemplo de ello. Estamos ante el mayor experimento social de teletrabajo de la historia. Existen herramientas de comunicación suficientes para poder continuar, en muchos casos, nuestra labor. Si bien, esta posibilidad no es compatible con todos los empleos, pero ello va a evitar un colapso en materia de empleo importante.
  3. Vacaciones- algunas empresas han ofrecido también a sus empleados la posibilidad de coger vacaciones. Si bien, ante una circunstancia que no sabemos cuánto va a durar, puede no ser la mejor idea. Algunas empresas permiten tener vacaciones no pagadas, que en este caso casaría más con las circunstancias, si bien sería algo muy similar a una excedencia.
  4. Permisos retribuidos- existe otra figura, como son los permisos retribuidos, si bien estos no están contemplados en un caso como el que nos encontramos actualmente.
  5. Permiso no retribuido o excedencia- esta es otra medida que muchos trabajadores han tenido que solicitar, sobre todo para poder conciliar con niños pequeños que, en estos momentos, también deben permanecer en sus hogares. En principio se va a permitir las excedencias de tiempos cortos, como 15 días, pero que serán prorrogables a expensas de cómo vaya evolucionando la situación.
  6. Horarios flexibles- otras empresas han ofrecido a sus empleados poder realizar su labor dentro de un marco horario, pero ajustando las horas de trabajo en función de sus necesidades. Ello permite la conciliación, que los padres se organicen, y que los niños puedan estar siempre atendidos. De hecho esta medida también se aplica a otros trabajadores que no necesiten conciliar, para evitar horas puntas en entradas y salidas laborales, o incluso realizar turnos para que los empleados coincidan lo mínimo posible.
  7. Reducción de jornada de trabajo- otra solución que están valorando y aplicando muchas empresas es, ante la falta de actividad o producción, reducir las jornadas laborales de forma temporal, evitando en la medida de lo posible paralizar todos los servicios, pero manteniendo un mínimo indispensable.

Debemos de ser conscientes de que estamos ante un momento complejo y nunca vivido. Las empresas están actuando en consonancia a los requerimientos del Estado, y hay que meditar todas las posibles vías.

Mantener a la población confinada es, sin duda, la opción más segura, pero no en todos los casos es factible. Salvaguardar la salud de la mayoría es lo más importante, y evitar contactos innecesarios para que la curva de contagio se frene.

Entre todos lo lograremos, es momento de actuar. 

 

*Aquí os dejamos la Guía para la actuación en el ámbito laboral en relación al nuevo coronavirus, elaborada por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest