5 formas de aumentar tu productividad

aumentar productividad

¿Sientes que tu productividad ha disminuido?  ¿Intentas organizarte pero no hay manera de salir del bucle laboral en el que has entrado? Atento a las 5 cuestiones más importante para que tu productividad suba como la espuma.

Aprovechar al máximo nuestras horas de trabajo nos hace sentirnos productivos, y eso aumenta nuestro ánimo y motivación en lo laboral. Pero, a veces, tendemos a procrastinar, a perder el tiempo con otros menesteres, a intentar sacar mucho trabajo sin poder, y nuestra productividad se viene abajo al igual que nuestra moral.

¿Quieres saber qué es lo más importante para mejorar y nuestra productividad?

¡Toma nota!

 

🧠 🧘‍♀️Resetea tu cerebro – eso de dejar la mente en blanco no es nada sencillo. Y olvidarnos de todo, más si cabe. Pero tratar de relajar la mente y dejar, por un tiempo, la saturación informativa de lado es muy muy aconsejable. Muchos hacen deporte o meditación, para sacar todo el estrés y generar endorfinas. En el trabajo, toma breves descansos mentales. ¡Ayuda a tu cerebro a desconectar!

🍎🚴Cuida tu salud – Sin lugar a dudas lo mejor para aumentar nuestra productividad es cuidarnos, en todos los sentidos. Llevar una vida medianamente saludable, con hábitos sanos, y cuidarnos por dentro y por fuera, siempre nos animará.

📚🤹‍♀️Trata de no querer abarcar mucho – A veces no somos conscientes, y nos topamos con un gran estrés, y realizando hasta cinco tareas al mismo tiempo. Nuestro cerebro hace ¡boom! Las cosas, de una en una, mejor. Por ello es muy importante saber organizarse. ¡Que no somos Terminator! Sin prisa, pero sin pausa.

🗓📑Prioriza – Para no saturarnos, como en el punto anterior, es importante saber priorizar. No todo debe de ser para ya. No todo es urgente. No todo lo debes realizar a la vez. Prioriza ¿qué es más importante? ¿a qué debes dedicar más tiempo? A primera hora y a última es importante anotarse, qué vamos a hacer y qué hemos llegado a realizar.

🧐❓Conócete – Para poder realizar todos los pasos anteriores, lo más importante es este último. Analiza cómo es tu trabajo, cómo lo haces, qué te genera más estrés, qué te ayuda a motivarte. Sin conocernos, será difícil cuidar nuestra salud, sobre todo la mental.


¿Te suelen funcionar estos consejos? ¿Tienes otras formas de aumentar tu productividad? ¡Compártelas con nosotros!

Aumenta la productividad gracias a la relajación

aumento de la productividad con la relajación

Ritmos de trabajo altos, plazos límites, horas de concentración. Se requiere una mente preparada, y para ello es indispensable saber desconectar. 

 

Es cierto que, determinados tipos de trabajo, ocupan nuestra mente durante largas horas, incluso fuera de nuestro horario laboral. A veces, esto, nos permite organizarnos, obtener ideas. Pero ¿realmente es sano? Esto puede derivar en un cuadro de estrés, en que las ideas sean confusas, que las soluciones no sean las correctas, y al final, debemos invertir aún más tiempo en obtener buenos resultados.

Al final puede resultar frustrante, el trabajador puede estar apático, y la productividad baja. De ahí la necesidad de la relajación, practicar yoga o mindfulness, puede ayudar a nuestro cerebro a tranquilizarse y pensar con lógica. A veces menos es más, y la sencillez de ideas nos puede ahorrar mucho tiempo.

Es necesario tomar distancia para lograr cierta objetividad. Y eso solo se puede lograr a través de la organización, desconexión y meditación.

En Verker Recursos Humanos queremos fomentar esos minutos de meditación. Es, para nuestro equipo, tan importante como practicar deporte o llevar una vida saludable. Por ello nos marcamos estas pautas:

  1. Antes de comenzar, miro mis tareas pendientes y planifico mi jornada.                                               Es fundamental que todos los trabajadores lleven una agenda o calendario donde poder anotar todas las tareas o eventos. Es importante, al principio o al final de cada jornada, revisar qué tareas pendientes tenemos y priorizar por importancia de cada una de ellas.
  2. Cuando acabo mi trabajo, acaba mi jornada                                                                                  Desconectemos. Si algo no es de máxima urgencia, siempre puede esperar unas horas. Tómate algo por ahí, sal a cenar, ve a ver una exposición. La mente necesita salir del trabajo también, para no agotarla. Hacer aquello que nos gusta, con lo que disfrutamos más, o simplemente descansar, ayudará a nuestro cerebro a reponerse de las horas laborales.
  3. Dedico unos minutos a respirar profundo                                                                                                Meditar también debería comenzar, en según que sectores, a ser un ejercicio diario. Un momento de paz y conexión contigo mismo, con tu cuerpo y mente. La clave está en la respiración, en concentrarse en ella y sentirla. Con unos minutos diarios podrás comprobar cómo se va callando poco a poco tu cabeza.

Aunque practiques deporte o tengas hobbies que ocupen tu mente fuera de horas de trabajo, es importante aprender a relajarse. Y decimos aprender, porque muchas veces no sabemos, y ese es uno de los mayores focos para problemas de ansiedad y estrés.

 

Si crees que nuestros valores e ideas como empresa de consultoría en RRHH casan con las tuyas o las de tu corporación, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de info@verker.es , nos encanta escuchar propuestas y sabemos que la única forma de avanzar es mediante la colaboración.