NO hagas esto JAMÁS durante un proceso de selección

errores durante un proceso de selección

A veces por exceso y otras por defecto, los nervios pueden jugarnos una mala pasada. ¿Quieres saber qué debes procurar no decir o hacer cuando te encuentras en un proceso de selección para un puesto de trabajo? ¡Sigue leyendo!

Seguro que te ha pasado alguna vez, sales de hacer una entrevista de trabajo y piensas «Mierda, la he c*****». O, puedes creer que todo ha ido genial, has sido simpático, divertido, te has presentado como todo un crack…y ya no vuelves a saber nada de la empresa y te preguntas «Pero ¿Cómo es posible?» Conscientes o no, hay muchas cosas que podemos evitar hacer o decir cuando estamos en un proceso de selección. Y esto va desde el minuto 0 que ves la oferta, preparas tu cv y lo adecúas a la empresa, escribes una carta de presentación, te llaman, haces entrevista,….hasta después de haber firmado ya el contrato ¡¡recuerda que estás a prueba al principio!!

Por eso, porque queremos que ese proceso llegue a buen término, te contamos algunos truquillos que conocemos, tras años en el otro lado, el de reclutadores:

    1. No adaptar el cv a la oferta: puede que estés especializado en un área concreta, pero hayas trabajado en otros sectores. Al reclutador le interesa aquella experiencia relacionada con la oferta, así que, para evitar hacerle perder el tiempo o que no lo veo, perdido entre otros puestos que has desempeñado, crea varios cv o adáptalo dependiendo del tipo de oferta, o incluso de empresa y puesto al que te desees presentar. Así verán tu verdadero interés, y les ayudarás a visualizar a un simple golpe de vista. Intenta siempre que tu cv sea de un folio. Pero sin dejarte lo más importante e interesante. Cuánto más visual, mejor.
    2. No dejar ningún tipo de dato de contacto: nos ha pasado, hemos ido a llamar a un/a candidato/a y no tenía ni teléfono ni email de contacto. Dependiendo de la vía por la que ha contactado podemos encontrar algún dato, pero en otras ocasiones no. Además recibimos cientos de cv al día, por lo que, podría suponer una gran pérdida de tiempo. Además, los envíos impersonales, sin asunto, sin absolutamente ningún dato sobre el demandante de empleo, nada más que el cv adjunto, es algo frío y distante. Y que puede hacer que te descarten. Es importante contar tu situación actual, tu disponibilidad, etc. Datos que son importantes y que puede que no hayas incluido en tu currículo, tenlo en cuenta.
    3. Hacer ghosting: A veces incluso antes de haber hablado con el reclutador. Te llaman, no lo coges (porque no puedes o porque no te suena el número), se te olvida o no devuelves la llamada..Si ves que no te vuelven a llamar, prueba a devolver la llamada. Sería una lástima perder la oportunidad por una simple llamada telefónica. Si, en cambio,  la oferta ya no te interesa, por las condiciones o por mil motivos, no desaparezcas. Nunca se sabe si, en un futuro, te pueda volver a interesar o puedan contactar contigo con otra oferta que te resulte más atractiva. Tu eres responsable de tu propia imagen. No pasa nada por decir que ya no estás interesado, y los motivos si estos son relevantes (¡Ojo con esto también!). Siempre intenta quedar bien y ser amable. El ghosting, o desaparición del candidato, está a la orden del día. Nos ha sucedido incluso con personas que han sido seleccionadas y, el día que tenían que incorporarse a su nuevo puesto ¡¡se los ha tragado la tierra!! En nuestro caso, por ejemplo, te estás cerrando puertas no en una empresa, sino en más.
    4. Dar plantón en una entrevista de trabajo: a todos nos pueden suceder imprevistos, y podemos llegar tarde o no poder acudir a una cita. Esto también te puede pasar a ti cuando tienes concertada una entrevista de trabajo. Si esta es online y puedes responder, aunque solo sea para poder concertar de nuevo la cita, intenta hablar con ellos. Mucho mejor a no decir nada. Si es presencial llama por teléfono y avisa. A veces puede suceder que no te den una segunda oportunidad, pero dependiendo del motivo la gran mayoría de los reclutadores son empáticos si contactas para que puedan tenerlo en cuenta.
    5. Hablar mal de tu empresa actual u otras empresas en las que has trabajado: puede que hayas tenido malas experiencias profesionales, como muchísima gente, pero lo que a una empresa que te quiere contratar le interesa es ver cómo eres tú, cómo te desenvuelves, cómo trabajas, cuáles son tus habilidades más destacables. Entre ellas la resiliencia, las ganas de superarte ante las adversidades. Es probable que te pregunten porqué motivo quieres buscar un nuevo empleo, si en ese momento trabajas. Intentar ser sincero, pero expón criterios objetivos. Jamás eches «pestes» de jefes, compañeros o empresas. Y esto en cualquier parte del proceso, incluso en tus primeros días. Nunca se sabe qué puede suceder en un futuro.
    6. Infravalorarte: nadie hacemos todo perfecto, o sabemos de todo. Y puede ser que haya algo del puesto que desconozcas, no se te de del todo bien. No pasa nada. Intenta reforzarlo con otras cualidades o conocimientos que sean necesarios para el puesto y se te den de lujo. Pero no te centres en comentar lo mal que se te da o todo lo que desconoces. También puede suceder que te pregunten por ello, o por situaciones que no has podido resolver en tu puesto. Piensa siempre en positivo y trata de mostrar cómo podrías haberlo resuelto, qué harías ahora y qué has aprendido de ello.
    7. No saber nada sobre la empresa a la que postulas: las empresas quieren saber porqué estás interesado en trabajar con ellos, en qué puedes aportar. Es fundamental para saber si vas a encajar, y no sólo con su puesto de trabajo, sino con los valores corporativos, con su modelo de trabajo, con los compañeros. Así que investiga, busca puntos en común, y coméntalo. Verán tu motivación y ganas, ya no sólo por trabajar con ellos, sino por conocerles y realizar una búsqueda de empleo adecuada.

 

 

Y habrá una infinidad de pequeños consejos más. Si ya sois fans 👍 de Verker RRHH en RRSS seguro que habréis visto muchos más tips de empleabilidad y búsqueda de empleo. Si todavía no lo eres ¡¡no esperes más!! encontrarás información que puede serte muy útil.

Si, los reclutadores también comenten errores en los procesos de selección. ¿Quieres saber cuáles son? Léelo en esta otra entrada de nuestro VerkerBlog.

 

La importancia de los carnets para trabajar

carnets trabajo

Hay diferentes tipos de carnets que nos pueden abrir las puertas al trabajo. Carnets de conducir o específicos para tipos de puestos.

Ser aceptado o rechazado en una oferta laboral puede estar, en muchas ocasiones, marcado por tener un tipo específico de carnet, y no tanto por tu formación y/o experiencia. Te explicamos qué tipos de carnets puedes obtener, además del de conducir, para abrirte más puertas en el mercado de trabajo.

Carnets de conducir

A

Es el permiso que nos acredita para la conducción de cualquier motocicleta, indistintamente de su potencia y peso. Deberás tener mínimo 20 años para sacártelo. Previamente puedes sacarte el A1 (16 años) y el A2 (18 años), que te permitirán conducir motocicletas de menor cilindrada, pero pueden darte la opción de trabajar como repartidor. Con el A, además de repartidor, puedes optar a puestos de mayor rango, como todos aquellos relacionados con las fuerzas de seguridad del Estado.

B

Es el más común, el que conocemos habitualmente como carnet de conducir. Permite llevar vehículos de dos o tres ruedas y cuadriciclos de hasta 3500 kg. Cuando tengas una antigüedad de 3 años, además, podrás conducir motocicletas de hasta 125 Cc. Con 18 años ya puedes acceder a este carnet, ya demandado, tanto a la hora de trabajar como para desplazarse hasta el lugar de trabajo. Un requisito que suele ser indispensable en muchas ofertas laborales.

BTP

Se trata de un tipo de carnet existente en España. También puedes acceder a él a partir de los 18 años. Te permitirá conducir vehículos prioritarios cuando circulen en servicio urgente, por ejemplo autobuses de transporte público o escolar, ambulancias, taxis, coches de policía. Lo necesitarás si quieres entrar en cualquiera de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

C1

Para obtenerlo debes estar en posesión del carnet B y tener más de 18 años. Permite conducir vehículos de entre 3.500 Kg y 7.500 Kg y cuyo número de asientos, incluido el del conductor, no exceda de nueve. Con el C1 se puede llevar un remolque cuya masa máxima autorizada no exceda de 750 Kg (C1+E para remolques de más peso). Esto te permitirá trabajar en logística, conduciendo pequeños camiones y furgonetas, y en transporte de viajeros con mini buses.

C

Para obtenerlo debes estar en posesión del carnet B y tener mínimo 21 años. Permite conducir vehículos de más de 3.500 Kg y cuyo número de asientos, incluido el del conductor, no exceda de nueve. podrán llevar un remolque de menos de 750 Kg. Junto a este, debes obtener el Certificado de Aptitud Profesional o CAP que te permitirá ejercer.  Como en el caso anterior, te abre el camino en logística y la conducción de camiones y vehículos no muy grandes.

D

Para obtenerlo debes estar en posesión del carnet B y ser mayor de 24 años. Como con el Carnet C, deberás aprobar el CAP. Te permite conducir automóviles destinados al transporte de personas de más de nueve plazas. Puede ser una buena forma de adentrarte en el mundo del transporte de pasajeros.

D1

Muy similar al anterior, sólo que en este caso el número máximo de ocupantes del vehículo que puedes conducir es 17.

E

Es el carnet de los carnets. Es sinónimo de tener todos los carnets de conducción de todos los vehículos existentes. Autoriza la conducción de un remolque o semirremolque de más de 750 kilos de m.m.a.

Las edad mínima para obtenerlo es de 18 años para el B+E y para el C1+E y C+E con Certificado de Aptitud Profesional; o 21 años para el D1+E, D+E, C1+E y C+E. Te abrirá todas las puertas si lo que deseas es ser conductor, ya que puedes manejar todos los vehículos, incluidos camiones de gran tonelaje, grúas, autobuses, etc.

Otros tipos de carnets

Carnet de Carretilla

Se trata de un certificado que te capacita para la conducción de carretillas ya sea retráctil, frontal, bilateral, trilateral, elevadora, puente grúa. Por ley, sólo quienes estén en posesión de este título, podrán conducir estas máquinas. Es un título súper demandado actualmente, ya que el trabajo en logística es uno de los más demandados.

Carnet de Puente Grúa

Un carnet que puede servir para el trabajo con estructuras pesadas y requerido para determinados puestos de trabajo.

Carnets Profesionales

Para ejercer determinadas profesiones,  existen carnés que son obligatorios y que pueden obtenerse a través de cursos. o estudios profesionales. Como por ejemplo instalador/conservador/reparador frigorista, operador de calderas o instalador eléctrico.

Si tienes alguno de estos carnets ¡¡te buscamos!! no dudes en inscribirte a nuestra bolsa de trabajadores, echar un vistazo a nuestras ofertas de empleo o escribirnos a nuestro email info@verker.es

 

 

Incluye Linkedin en tu estrategia de búsqueda de empleo

trabajo linkedin

En algunos sectores, ser activo en esta red profesional puede ayudarte a ganar visibilidad y hacerte un hueco. Y, quién sabe, puede que tu perfil sea visto por la persona adecuada y contacte contigo. Así que utiliza Linkedin en tu búsqueda de ese trabajo que tanto deseas.

Los headhunters tienen en Linkedin una gran base de datos. Por ello es básico, dependiendo del trabajo que estés buscando, tener un perfil en esta red social y cuidarlo. Lo primero es poner tu nombre y cargo. Si no estás trabajando actualmente pon el área en el que te has especializado. Esto es importante, porque es como te van a encontrar.

Linkedin Verker RRHH

Establece un objetivo y ten paciencia. No te van a llover las ofertas de un día para otro. Se trata de ganar visibilidad. Que sepan en tu entorno de tu existencia y a qué te dedicas. Deja clara tu disponibilidad y comienza a crear contactos. Esta es la fase que puede ser más compleja, ya que muchas veces vas a conectar con desconocidos, y no todos van a aceptar tu solicitud de contacto. Comienza conectando con aquellas personas que conoces, aunque no sean de tu sector. Ellos van a ser tus aliados a la hora de ayudarte a lograr interacción y alcance.

¿Qué debemos tener en cuenta cuando publiquemos en Linkedin?

Los hashtag son importantes, pero en su justa medida

Está comprobado que una publicación sin hashtag tiene un 50% menos de impacto. Tres es el número mágico en Linkedin. Si saturas la publicación con más de seis hashtag, influirá en negativo. Menos visitas e interacción. Es preferible no poner a poner más de seis. Ya que siempre lograrás llegar a tus contactos más directos.

Trata de captar comentarios

Los comentarios son los que más ayudan a la interacción, y los que más gustan al algoritmo de esta red. Las recomendaciones o likes tienen un 50% de impacto, mientras que compartir tan solo un 25%. Si quieres llegar a más gente, piensa publicaciones en las que otros deban comentar. ¿Has empezado a seguir a alguna página de empresa o acabas de crear un contacto importante? ¡Coméntale! La primera semana es vital, si interactúas, esas publicaciones aparecerán en tu feed. Pero si no lo hacen, con el tiempo, desaparecerán. ¡Tenlo en cuenta si estás buscando alguna oferta de la empresa en la que estás interesado!

A mayor SSI mayor alcance de las publicaciones

¿Sabes qué es tu SSI? El SSI es el Social Selling Index, es decir el índice de venta social. ¿Cuál es tu relevancia en Linkedin? Esto se mide mediante tus contactos, la importancia en diferentes sectores de los mismos, cómo y cuánto interactúas con tus contactos y tu marca profesional.

Debes de llevar ya un tiempo en esta red y/o interactuar y crear contenido con asiduidad para tener un índice alto.

Puedes verlo a través de este enlace.

Algún consejo más

Etiqueta personas, si una de esas personas tiene cierto nombre en la red y muchos contactos, tu publicación llegará a mucha más gente. Pero sin acosar. Piensa bien si realmente es adecuado etiquetarlos, ya que sino podría ser visto como negativo.

Intenta subir documentos ya que para la red estás compartiendo contenido de valor.

Pon sólo aquellos enlaces que creas tengan cierta relevancia para tu objetivo. A esta red no le gusta nada que saquen a la gente fuera de ella a otras webs.

 

Síguenos en nuestro perfil de Linkedin para saber más. Esperamos que estos consejos os ayuden en vuestra búsqueda de empleo. Si quieres entrar en nuestra base de datos, no dudes en ponerte en contacto con Verker Recursos Humanos, y comenzaremos a montar el puzzle de tu vida laboral. Somos la pieza que necesitas.

Porqué agosto SI es un buen mes para buscar trabajo

encontrar trabajo en verano

Desde siempre es sabido que agosto es uno de los meses con menor índice de producción. Por ello muchos se preguntan si realmente merece la pena buscar trabajo o llevar a cabo un cambio laboral durante este mes.

Os vamos a dar las claves que hacen de este mes tan en calma, un gran momento para aprovecharlo.

Si bien es cierto que la cantidad de ofertas disminuye, muchas empresas incluso cierran durante algunas semanas o todo el mes, es importante estar alerta y tener un plan marcado que nos puede ayudar a acabar el verano con el puesto deseado.

  • Hay mucha menos gente buscando

Algunos están de vacaciones y otros piensan que es el peor momento para buscar, por lo cual, mucha gente no está pendiente de echar un vistazo a las ofertas de trabajo que pueden surgir. Por ello, nos vamos a quitar mucha competencia, y de este modo puede ser que nuestro currículo destaque o haya más probabilidades de ser visto. Así que piensa que es más factible llegar, al menos, a realizar entrevista si la contratación es inmediata.

  • Muchas empresas abren procesos de cara a septiembre

Aunque estés o tengas vacaciones, piensa que muchos puestos empiezan a buscarse meses antes. Por ello, durante el mes de agosto, hay más tiempo para la labor de buscar candidatos para incorporaciones durante septiembre o incluso octubre. Así que puede ser interesante empezar en agosto y tener este margen para dar aviso a tu empresa o mentalizarte en el proceso.

  • Es más fácil encontrar trabajo de larga duración

Así como mayo y junio son meses en los que hay mucha contratación, pero de cara a verano y de forma temporal. En agosto-septiembre las contrataciones suelen ser para puestos más estables. Bien porque hay gente que decide cambiar de empleo y queda una vacante a cubrir, o porque surgen nuevos puestos para duraciones de al menos seis meses de duración.

  • Se buscan perfiles más técnicos

 Si estás buscando un trabajo más concreto, que requiere algún tipo de especialización y para el que te has formado o posees experiencia más que suficiente y contrastada, aprovecha ahora y haz una búsqueda exhaustiva. Es probable que encuentres ofertas y los reclutadores seguro estarán buscando gente con tu perfil. En muchas ocasiones los reclutadores deben posponer el proceso de selección debido a los pocos candidatos bien preparados que se apuntan a las ofertas. ¡Corre y prueba a ver si tu perfil es el idóneo!

 

Así que ya sabes, chequea los principales portales de empleo, revisa las ofertas que puedan publicar las empresas de tu sector o en las que estás interesado/a, mantén tu currículo y tu perfil en redes  profesionales actualizado y prepárate para recibir la llamada o email que esperabas.

Marca personal: Créala, hazla visible y cuídala

marca personal verker rrhh

Hoy día, a la hora de buscar empleo o crecer profesionalmente, debemos tener en cuenta muchos más factores que tener un currículo actualizado.

¿Qué es mi marca personal?

Es la huella que dejas, tanto en Internet, como en las empresas, como en las personas. Debes pensar bien qué quieres transmitir y cómo lo quieres hacer. ¿Qué dicen otros sobre mí y mi trabajo? Evidentemente habrá factores que escapen a nuestro control. Pero si cuidamos nuestra marca personal, la balanza estará de nuestro lado.

En ello entran también nuestros valores, lo que nos define como persona, y lo que podemos ofrecer a otros a nivel profesional.

«Marca personal es lo que dicen de ti cuando tú no estás»

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Elige las vías para darte a conocer

Muchas veces importa más saber moverse que tener un currículo excelente. Ya sabemos que tener contactos abre muchas puertas, incluso ventanales. Selecciona por dónde quieres buscar y cuida bien esas vías. No se trata de abrir perfiles en cientos de webs o redes, presentarte ante todas las empresas habidas y por haber. Sino parar a reflexionar ¿qué quiero lograr? ¿Cómo puedo hacerlo? Y ver de qué manera será más sencillo lograrlo.

En este caso depende mucho el sector al que te dediques; crear un blog para hablar de ti y tu sector puede ser una buena idea, pero es importante darle visibilidad y pensar si esto puede ayudarte a crear y mantener tu marca personal.

Piensa que tu marca personal es todo lo que hagas, dar una mala imagen en un trabajo o una entrevista puede repercutir en ello y cerrarte puertas.

Currículo claro y sencillo

Es una de las vías más tradicionales, un primer vistazo que, junto a una carta de presentación bien redactada, puede darnos a conocer en primera instancia.

Hay muchos tipos de currículos, desde los más básicos a los más profesionales (vídeo currículums, portfolios, web-cv,…). Pero todos deben contener, al menos, los datos más básicos.

Nuestra compañera Adela nos lo resume en este vídeo-consejo.

  • Datos básicos de contacto, como correo electrónico y teléfono móvil. Tu nombre y apellidos, fecha de nacimiento.
  • Fotografía en la que se aprecie tu rostro.
  • Tu experiencia laboral y/o estudios y cursos
  • Disponibilidad y expectativas

Una buena fotografía, la elección de colores que te definan, incluso una tipografía o diseño diferente atrae visualmente a los expertos. Piensa que debes buscar la diferenciación, y eso incluirlo tanto en tu currículo como en todo aquello que realices ¿qué te puede diferenciar del resto? ¿qué se te da bien? ¿en qué eres un experto o apasionado? ¡Muéstralo!

Perfil activo y actualizado en portales de empleo

Si buscas de forma activa trabajo deberás darte de alta en diferentes portales de búsqueda de empleo. Como Infojobs. Completa tu perfil y trata de actualizarlo cada poco tiempo. Te recomendamos que intentes unificar tanto datos como apariencia lo más similar a tu propio cv. Además este tipo de plataformas te permiten incorporar muchos datos interesantes para los reclutadores.

Cuida tus redes sociales

Forman parte de tu rastro en Internet. Muchos reclutadores echan un vistazo a las redes más conocidas para conocer algo más de los candidatos. Así que cuida tu privacidad y la imagen que quieres transmitir.

¿Sabías que muchas personas pierden su trabajo por lo que se ve de ellos en sus redes? Tenlo en cuenta.

Importancia del uso de Linkedin

Linkedin es otra red social de uso profesional. Puede que, para quienes sean nuevos en estas lindes, sea complicado trabajarla. Hace falta tiempo y paciencia para ver algún resultado. Pero en algunos sectores profesionales es una herramienta básica que debes poseer. Sin duda es una de las que más te permite trabajar tu marca personal e ir en busca de tus objetivos. Para ello los contactos van a ser fundamentales. No agregues a lo loco. Cuida bien a quién agregas. Comienza con conocidos, y posteriormente atrévete a enviar solicitud a personas que admiras, personas de tu sector o incluso a head hunters de las empresas en las que te gustaría llegar a trabajar en un futuro.

El networking presencial es muy importante también para hacer crecer tu red, y poder seguir en contacto de forma online y, quién sabe, en un futuro colaborar.

Así que ya sabes, te dediques a lo que te dediques, debes cuidar y velar por tu propia imagen. Ir creando poco a poco tu marca personal, y posicionándote a través de tu esencia y diferencia.