La gamificación como método de reclutamiento

El uso de técnicas lúdicas es aplicado hoy día en múltiples aspectos. No sólo como mero entretenimiento, sino también en el plano laboral y empresarial. Entre ellos en la selección de personal. Una forma de reclutar y seleccionar candidatos diferente e incluso divertida.

Las dinámicas del juego aplicadas en áreas diferentes al ocio ha aumentado en los últimos años como forma de captar usuarios, clientes, dinamizar equipos, o, incluso, realizar el reclutamiento de personal. Reglas y premios fomentan el interés y animan a seguir explorando el juego para convertirse en ganador.

Su desarrollo en el mundo empresarial no es algo nuevo, pero sí se está extendiendo sobre todo en estos últimos años. El ámbito educativo fue el primero en demostrar que, a través del juego, es más efectivo el aprendizaje y la implicación.

Ahora son los departamentos de Recursos Humanos los que están apostando fuertemente por la gamificación, tanto para motivar a sus empleados como para seleccionar a los mejores candidatos para su empresa. ¡Además es un modo diferente de reclutar!

Gracias a estos juegos los expertos en selección de personal pueden identificar las habilidades de los candidatos, su personalidad, su forma de pensar. Muchos candidatos pueden sorprenderse al encontrarse con estas técnicas de selección. Su respuesta ante ello puede dar luz sobre cómo actúa frente a los imprevistos, cómo se maneja con la incertidumbre, etc. El objetivo es seleccionar al mejor talento, la persona que más encaje con los valores empresariales. Por lo que, en ocasiones, no hay que juzgar la actuación del candidato como buena o mala, sino ver si se ajusta más o menos a lo que se anda buscando. Lo mejor que se puede hacer es tratar de relajarse y no ver las pruebas como un examen, sino como un juego, sin más.

Técnicas de gamificación para la selección de personal

  • Juegos de recompensa- una de las mejores formas de motivar en la participación. Suelen ser las más utilizadas de forma interna con los trabajadores, pero también se puede aplicar en el reclutamiento. Es similar a los juegos virtuales, en los que cada vez que superas una pantalla o nivel, adquieres unas recompensas. Estas recompensas pueden ser pasar a otra fase de la selección, como si fueses un personaje de videojuego que avanza en su progreso. En la gamificación de trabajadores se pueden ofrecer recompensas económicas, en forma de horas o días de libranza, viajes, etc.
  • Dinámicas grupales online- hoy día la distancia ya no es un impedimento para buscar trabajo en cualquier parte del mundo, o no debería serlo. Además de poder realizar entrevistas virtuales, también se pueden realizar dinámicas con varios de los candidatos a través de plataformas online en las que se puedan realizar juegos por equipos, realizar brainstormings, ver cómo interactúan entre ellos, su liderazgo, etc.
  • Crea tu propia aventura- Probablemente alguno aún recuerde aquellos libros de aventuras en el que, cada uno de nosotros, éramos responsables de nuestro sino a través de las elecciones que realizábamos. Este juego puede ser también aplicado en la selección, ofreciendo al candidato diferentes caminos, y ver así qué haría en diferentes situaciones. Sólo los que tomen las decisiones acertadas llegarán al final de la aventura pasando al siguiente nivel del proceso. Creando su propio camino hacia su nuevo empleo.
  • Clasificaciones y progresos- Un buen método para conocer el avance de cada candidato.  De este modo todos pueden saber si van por el buen camino para alcanzar los objetivos marcados en el juego y ser uno de los seleccionados.

¿Todavía no has puesto en práctica la gamificación en tu empresa? Sin duda es una forma diferente y entretenida de generar valor en tus trabajadores, descubrir o desarrollar habilidades y mejorar el ambiente laboral, conociendo a los compañeros. Ten en cuenta siempre, no lo enfoques como una competitividad, busca la cooperación y las soft skills de candidatos y trabajadores para conocerles mejor.