Fomenta el liderazgo en tu empresa

Cuando hablamos de liderazgo, generalmente, pensamos más en roles que en actitudes. Sin lugar a dudas toda organización necesita de un gran líder que sepa dirigir un equipo, que sepa crear confianza en su entorno, sea ejemplo y motive a sus empleados.

Pero ¿deben los trabajadores también mostrar o tener nociones de liderazgo? Sin lugar a dudas, sí. Y es que el liderazgo va más allá de crear una empresa o ser jefe de un equipo. Hay muchas formas de influir en los demás, y no todas deben ser de la misma manera, ni casar con ese prototipo que tenemos en nuestra mente.

¿Cómo podemos fomentar esta mentalidad de liderazgo en nuestra empresa?

Lo primero, convenciendo a nuestros trabajadores de que todos pueden ser líderes, independientemente de su personalidad. Y segundo, formando a los equipos en estas habilidades.

Existen cuatro factores INDISPENSABLES para fomentar una mentalidad de liderazgo:

  • Responsabilidad – cada uno debe de ser responsable de su desempeño y tareas en la compañía. La toma de decisiones brinda a los trabajadores un sentimiento de confianza, que genera un bienestar emocional que repercutirá de forma positiva. Puede que no todos deseen ser responsables y decidir por sí mismos, ya que esto puede conllevar también errores. Pero es importante hacerles comprender que sin ello no hay aprendizaje ni mejora.
  • Visión – siempre debemos mirar más allá de nuestro trabajo diario, organizarnos, planificar, marcar nuevos objetivos o cambiar estrategias.
  • Rendimiento – intentar dar lo mejor de nosotros mismos en todo momento, y aprender y crecer de forma constante.
  • Compromiso – es una de las premisas más importantes, debemos comprometernos con nuestro trabajo, con nuestra empresa, con cumplir con los puntos anteriores.

Sin duda estos factores dependen de forma individual de cada persona, pero la implicación de la empresa para fomentarlo es muy importante.

Dales confianza para crear una autonomía real. Fomenta sus relaciones, la productividad fuera y dentro de la oficina, la formación continua, las jornadas especiales y creativas.

Es importante recalcar:

  • Transparencia Haz que tus empleados conozcan la realidad de la empresa, cómo se encuentra la situación con los clientes, en el mercado, qué estrategias se van a crear. Es importante ser transparente tanto para bien como para mal.
  • Trabajo en equipo Las ideas de todos los miembros de la empresa son válidas, y cada uno posee una forma de ver y pensar el mundo, además de la experiencia vital y laboral previa. Ello puede mejorar la productividad de la empresa, los servicios, los procesos, la resolución de problemas. Por ello, en ocasiones, es importante crear sinergias entre diferentes departamentos y crear vías para una comunicación efectiva.
  • Comparte tu pasión Un buen líder siente pasión por su trabajo. Contagia a los demás. Sé tu mismo. Sé consecuente con tus valores y creencias, muestra tu personalidad, y todos confiarán en ti.
  • Roles definidos Los objetivos deben de ser claros, así como el puesto y labores a desarrollar. Ello es fundamental para un buen clima laboral, para que los trabajadores sean responsables  y asuman nuevas tareas o responsabilidades.

¿Cómo nos beneficia?

Logrando mayor autonomía de los trabajadores, haciendo que tomen decisiones por sí mismos, lo que ahorra tiempo y dinero.

¿Tienes ya claro cómo fomentar el liderazgo en tu empresa?¡Pues adelante con ello!