Que no te maten las Killer Questions

preguntas asesinas

Aunque su nombre imponga miedo, lo mejor para enfrentarse a las killer questions es la sinceridad. ¿Que no sabes qué son las killer questions? Sigue leyendo y te lo contamos.

Seguro que más de una vez te has preguntado ¿pero cómo me han descartado tan rápido? Y yo pensando que encajaba perfectamente con el perfil que buscaban.

La mayoría de las veces, por mucho que esa oferta de trabajo se aproxime a lo que estás buscando y tu experiencia laboral, siempre va a haber alguna cosa que prime respecto a otras y haga que seamos descartados.

Las killer questions no son otra cosa que preguntas filtro que sirven para afinar la búsqueda y no hacer perder tiempo, ni al reclutador ni al demandante. Y es que, por mucho que ansíes ese trabajo ¿crees que merece la pena pasar entrevistas para que, al final, por una sola cosa, nos descarten? Algo que podemos evitar de este modo. La empresa busca entre los candidatos que cumplen con los requisitos, y los candidatos siguen buscando otras ofertas que encajen mejor con ellos.

Los departamentos de recursos humanos reciben a diario gran cantidad de curriculums, y cuando publican una oferta este proceso se intensifica. ¿Te imaginas tener que leer mil cv al día? ¡Te explotaría la cabeza! 🤯 Y como no queremos eso y nuestros reclutadores son personas y no máquinas, tenemos estas herramientas que nos ayudan a simplificar la búsqueda. 

Por ello es importante realizar killer questions al principio del proceso de selección. Estas preguntas suelen estar encaminadas a conocer si el candidato cumple o no con los requisitos indispensables, e incluso evaluar su nivel de conocimiento en la materia.

Al ir a inscribirte a la oferta verás una serie de preguntas que se te realizan, antes de adjuntar o enviar tu CV. Estas son las famosas preguntas asesinas, que no matan pero te eliminan.

En algunos procesos es posible que no encuentres killer questions al principio, pero sí te las harán en el momento que contacten contigo, bien por email, teléfono o videollamada. Se trata de un cribado que ayuda a los seleccionadores de personal a buscar la aguja en el pajar.

Sobra decir que mentir no te va a llevar mucho más lejos. Puedes engañar este primer filtro, pero al final todo sale a la luz, y, dependiendo del tipo de mentira, puedes cerrarte la puerta a esa y otras empresas.

 

¿Cómo responder las Killer Questions?  🧐

  • Sinceridad ante todo: ya te hemos dicho que mentir no sirve de mucho. Además de que te va a hacer perder tiempo y, finalmente, no serás seleccionado. No suelen ser preguntas complicadas, a veces un simple si o no, conocer tus años de experiencia en el puesto, o si resides en la localidad donde se ubica el empleo.
  • Cuida tu comunicación: tanto si es por escrito, como si es oral, intenta hacerte entender lo mejor posible, y evita en la medida de lo posible faltas de ortografía, sobre todo en puestos de mandos intermedios y directivos. Se claro y conciso, pero no te dejes nada. Aprende a sintetizar y hacer ver al reclutador que eres una gran opción a tener en cuenta para el puesto. Incluso si existe una pregunta que no sea 100% determinante, trata de convencer con argumentos de que si te escogen no va a resultar impedimento. Puede que primen otras cosas si eres el candidato ideal.
  • Se educado: no sería la primera vez, sobre todo cuando alguien lleva mucho tiempo buscando, que contesta de malas formas a estas preguntas. Recuerda que la frustración sólo te hace daño a ti mismo. Y pierdes un tiempo valioso, además de las energías. Puede que hoy no encajes, pero mañana si. Así que se educado, y si no sabes cómo contestar a una pregunta es mejor dejarla en blanco.

 

Tipos de Preguntas Asesinas 🔪

Preguntas sobre salario: si actualmente trabajas, por ejemplo, y cobras por encima del sueldo estipulado para la oferta en la que aplicas. Es importante conocer cuáles son nuestras expectativas salariales, y cuánto puede la empresa pagar dependiendo de nuestra experiencia y valía para el puesto.

Preguntas de personalidad: aquí debemos ser lo más sinceros posible. Y es complicado saber si la respuesta que das es la adecuada. Con ellas se busca saber cómo es y cómo reacciona el candidato ante posibles situaciones.

Preguntas cerradas: aquellas que debes contestar con un si o con un no. Como si posees carnet de conducir, si resides en la localidad o si tienes disponibilidad inmediata.

Preguntas sobre conocimientos y/o competencias: es decir, sobre tus hard skills o habilidades duras. Por ejemplo, si tienes conocimientos en el uso de determinadas herramientas o programas.

 

¿Te han realizado alguna killer question de lo más extraña alguna vez? ¡Cuéntanoslo!

 

La gamificación como método de reclutamiento

El uso de técnicas lúdicas es aplicado hoy día en múltiples aspectos. No sólo como mero entretenimiento, sino también en el plano laboral y empresarial. Entre ellos en la selección de personal. Una forma de reclutar y seleccionar candidatos diferente e incluso divertida.

Las dinámicas del juego aplicadas en áreas diferentes al ocio ha aumentado en los últimos años como forma de captar usuarios, clientes, dinamizar equipos, o, incluso, realizar el reclutamiento de personal. Reglas y premios fomentan el interés y animan a seguir explorando el juego para convertirse en ganador.

Su desarrollo en el mundo empresarial no es algo nuevo, pero sí se está extendiendo sobre todo en estos últimos años. El ámbito educativo fue el primero en demostrar que, a través del juego, es más efectivo el aprendizaje y la implicación.

Ahora son los departamentos de Recursos Humanos los que están apostando fuertemente por la gamificación, tanto para motivar a sus empleados como para seleccionar a los mejores candidatos para su empresa. ¡Además es un modo diferente de reclutar!

Gracias a estos juegos los expertos en selección de personal pueden identificar las habilidades de los candidatos, su personalidad, su forma de pensar. Muchos candidatos pueden sorprenderse al encontrarse con estas técnicas de selección. Su respuesta ante ello puede dar luz sobre cómo actúa frente a los imprevistos, cómo se maneja con la incertidumbre, etc. El objetivo es seleccionar al mejor talento, la persona que más encaje con los valores empresariales. Por lo que, en ocasiones, no hay que juzgar la actuación del candidato como buena o mala, sino ver si se ajusta más o menos a lo que se anda buscando. Lo mejor que se puede hacer es tratar de relajarse y no ver las pruebas como un examen, sino como un juego, sin más.

Técnicas de gamificación para la selección de personal

  • Juegos de recompensa- una de las mejores formas de motivar en la participación. Suelen ser las más utilizadas de forma interna con los trabajadores, pero también se puede aplicar en el reclutamiento. Es similar a los juegos virtuales, en los que cada vez que superas una pantalla o nivel, adquieres unas recompensas. Estas recompensas pueden ser pasar a otra fase de la selección, como si fueses un personaje de videojuego que avanza en su progreso. En la gamificación de trabajadores se pueden ofrecer recompensas económicas, en forma de horas o días de libranza, viajes, etc.
  • Dinámicas grupales online- hoy día la distancia ya no es un impedimento para buscar trabajo en cualquier parte del mundo, o no debería serlo. Además de poder realizar entrevistas virtuales, también se pueden realizar dinámicas con varios de los candidatos a través de plataformas online en las que se puedan realizar juegos por equipos, realizar brainstormings, ver cómo interactúan entre ellos, su liderazgo, etc.
  • Crea tu propia aventura- Probablemente alguno aún recuerde aquellos libros de aventuras en el que, cada uno de nosotros, éramos responsables de nuestro sino a través de las elecciones que realizábamos. Este juego puede ser también aplicado en la selección, ofreciendo al candidato diferentes caminos, y ver así qué haría en diferentes situaciones. Sólo los que tomen las decisiones acertadas llegarán al final de la aventura pasando al siguiente nivel del proceso. Creando su propio camino hacia su nuevo empleo.
  • Clasificaciones y progresos- Un buen método para conocer el avance de cada candidato.  De este modo todos pueden saber si van por el buen camino para alcanzar los objetivos marcados en el juego y ser uno de los seleccionados.

¿Todavía no has puesto en práctica la gamificación en tu empresa? Sin duda es una forma diferente y entretenida de generar valor en tus trabajadores, descubrir o desarrollar habilidades y mejorar el ambiente laboral, conociendo a los compañeros. Ten en cuenta siempre, no lo enfoques como una competitividad, busca la cooperación y las soft skills de candidatos y trabajadores para conocerles mejor.