Cómo pedir una carta de recomendación

Tener una carta de recomendación profesional puede ser una gran baza para marcar la diferencia frente a otros candidatos. Pero ¿sabes cómo pedir una?

Hacerse con buenas referencias es imprescindible para avanzar laboralmente. Conforme cambiamos de puesto o empresa, vamos creando un camino. En él nos topamos con otros profesionales, y estos puede ser nuestros aliados a la hora de acceder a un empleo.

A veces estas referencias o recomendaciones vienen de forma más directa, en otras ocasiones son los reclutadores quienes las buscan preguntando a responsables de la empresa en la que has trabajado. Pero para puestos con una mayor responsabilidad, aportar una carta de recomendación siempre da un valor añadido a tu candidatura.

¿A quién?

Es muy importante saber a quién debemos pedírsela. La persona que nos recomiende debe:

  • Tener un trato cercano contigo y conocer de primera mano tu trabajo.
  • Tener suficiente relevancia como para que su recomendación sea un buen aval, es decir un cargo superior al tuyo o un nombre importante en tu sector.
  • Debe conocerte bien para poder aportar una valoración personalizada.

Asegúrate de que la persona tiene una buena opinión sobre ti tu desempeño, ya que la carta debe ser sincera y objetiva. De lo contrario podemos poner en un compromiso a la otra persona. De ahí la importancia de dar el paso y solicitar una carta de recomendación. Debemos tener claro a quién, cómo y cuándo pedirla.

Recuerda: no se trata de coleccionar cartas, sino de tener una buena y consistente, y de asegurarnos de tener buenas referencias, sin necesidad de carta, cuando pregunten por nosotros en anteriores empleos. Esto sólo se consigue con trabajo y esfuerzo, no dando la brasa.

 

¿Cómo lo hago?

¿Hay algún modo concreto y correcto de realizarlo? Bueno, eso depende de cada caso particular. Antiguamente puede que hubiese un protocolo más extenso y tedioso, y, probablemente, en multinacionales siga siendo así. Pero, recuerda, la carta debe de estar redactada por un superior directo, es decir, con quien trabajas a diario, quién pueda valorar tu valía. No vayas a escribir al Director General.

Por suerte para nosotros la comunicación ha evolucionado tremendamente, y ahora nos es más fácil entrar en contacto con aquellas personas con las que trabajamos. Así que lo mejor es que adecúes el canal a la persona. Si crees que es mejor hablarle por Linkedin, adelante ¿un WhatsApp? ¿un email? ¿una llamada? Como tú prefieras y creas que es más factible recibir una respuesta.

Te recomendamos que envíes un email de solicitud ¿por qué? porque será más sencillo que, a través del mismo, puedas explicarte mucho más en detalle, incluso adjuntar un ejemplo redactado por ti de carta de recomendación, facilitando de este modo el trabajo a nuestro interlocutor, quien deberá simplemente rellenar algunos datos.

Recuerda: la persona no tiene porqué decir que sí, no te cabrees si no recibes la respuesta esperada. Conseguir una carta de recomendación no es tarea fácil. Si preguntas en persona, y nunca obtienes nada, tampoco te frustres. Lo ideal es hacer una declaración de intenciones en persona o por cualquier otra vía, pero pasar la solicitud por escrito.

Y  ¿Qué digo?

Es evidente que la mayor o menor cercanía va a determinar el tipo de comunicación que vamos a emplear. Pero, por lo general, utilizaremos un tono formal pero cercano, ya que no olvidemos que la persona debe ser de confianza.

Lo primero es presentarte, recordar quién eres, cuándo y dónde coincidisteis. Depende del tiempo que haya pasado, esto es importante. Si la relación es muy reciente, explica tu situación actual y porqué crees que es importante para ti su opinión al respecto.

Pregunta si sería posible recibir una recomendación laboral por su parte. Por qué motivo es, para qué puesto. Sé agradecido, el tiempo es oro. Aunque esa persona finalmente no vaya a darte una recomendación, agradécelo igual.

Puedes utilizar frases como: «Por tus conocimientos y experiencia, me gustaría tener una valoración por tu parte»  «En estos momentos estoy en búsqueda activa de empleo y podría ayudarme tu recomendación»

Ejemplo

Muy buenos días Juan, espero que todo vaya fenomenal.

Soy Ana García, no sé si me recuerdas. Fui la jefa de equipo de EmpresaChuli en tu delegación durante dos años. Desde hace seis meses me encuentro realizando un Máster en Cosaschulis para especializarme en el sector. Me preguntaba si sería posible contar con una carta de recomendación por tu parte para el acceso a unas prácticas en La EmpresaMuchoMásChuli.

Sería todo un honor para mí contar con tu respaldo y valoración. Sería genial que en ella destacases aquellas habilidades que crees destacan de mí a nivel profesional y para el puesto de Jefa Muy Chuli.

Sé que ahora estáis con mucha carga de trabajo, así que te agradezco de antemano que leas mi mensaje y puedas valorar tenerme presente para, en un huequito, poder redactar una carta de presentación. Si necesitas que te pase un boceto y lo cumplimentes, tan sólo házmelo saber.

Un saludo y que tengas un gran día.

 

Adelántate, ten preparado un boceto

No todo el mundo tendrá tiempo para redactarte una carta personalizada, o no sabrán por dónde empezar. Ayúdales con un breve texto en el que remarques aquello que quieras que se resalte de ti y de tu trabajo. Podrán usarlo, o no. Esto ya es algo más personal que depende de cada uno. Pero intenta destacar lo que querrías que apareciese.

Y recuerda, si no llega esa carta, no pasa nada. Escribe de nuevo para recordar tu solicitud, sino pídesela a otra persona de confianza. Si realmente la necesitas, no dudes en insistir, con educación eso sí.


¿Alguna vez has solicitado una carta de recomendación? ¿Cómo lo hiciste? ¿Te han pedido una alguna vez y no tenías?

Muy atentos porque muy pronto os contaremos cómo solicitar, sin parecer un loco, y conseguir una recomendación a través de Linkedin.

 

 

NO hagas esto JAMÁS durante un proceso de selección

errores durante un proceso de selección

A veces por exceso y otras por defecto, los nervios pueden jugarnos una mala pasada. ¿Quieres saber qué debes procurar no decir o hacer cuando te encuentras en un proceso de selección para un puesto de trabajo? ¡Sigue leyendo!

Seguro que te ha pasado alguna vez, sales de hacer una entrevista de trabajo y piensas «Mierda, la he c*****». O, puedes creer que todo ha ido genial, has sido simpático, divertido, te has presentado como todo un crack…y ya no vuelves a saber nada de la empresa y te preguntas «Pero ¿Cómo es posible?» Conscientes o no, hay muchas cosas que podemos evitar hacer o decir cuando estamos en un proceso de selección. Y esto va desde el minuto 0 que ves la oferta, preparas tu cv y lo adecúas a la empresa, escribes una carta de presentación, te llaman, haces entrevista,….hasta después de haber firmado ya el contrato ¡¡recuerda que estás a prueba al principio!!

Por eso, porque queremos que ese proceso llegue a buen término, te contamos algunos truquillos que conocemos, tras años en el otro lado, el de reclutadores:

    1. No adaptar el cv a la oferta: puede que estés especializado en un área concreta, pero hayas trabajado en otros sectores. Al reclutador le interesa aquella experiencia relacionada con la oferta, así que, para evitar hacerle perder el tiempo o que no lo veo, perdido entre otros puestos que has desempeñado, crea varios cv o adáptalo dependiendo del tipo de oferta, o incluso de empresa y puesto al que te desees presentar. Así verán tu verdadero interés, y les ayudarás a visualizar a un simple golpe de vista. Intenta siempre que tu cv sea de un folio. Pero sin dejarte lo más importante e interesante. Cuánto más visual, mejor.
    2. No dejar ningún tipo de dato de contacto: nos ha pasado, hemos ido a llamar a un/a candidato/a y no tenía ni teléfono ni email de contacto. Dependiendo de la vía por la que ha contactado podemos encontrar algún dato, pero en otras ocasiones no. Además recibimos cientos de cv al día, por lo que, podría suponer una gran pérdida de tiempo. Además, los envíos impersonales, sin asunto, sin absolutamente ningún dato sobre el demandante de empleo, nada más que el cv adjunto, es algo frío y distante. Y que puede hacer que te descarten. Es importante contar tu situación actual, tu disponibilidad, etc. Datos que son importantes y que puede que no hayas incluido en tu currículo, tenlo en cuenta.
    3. Hacer ghosting: A veces incluso antes de haber hablado con el reclutador. Te llaman, no lo coges (porque no puedes o porque no te suena el número), se te olvida o no devuelves la llamada..Si ves que no te vuelven a llamar, prueba a devolver la llamada. Sería una lástima perder la oportunidad por una simple llamada telefónica. Si, en cambio,  la oferta ya no te interesa, por las condiciones o por mil motivos, no desaparezcas. Nunca se sabe si, en un futuro, te pueda volver a interesar o puedan contactar contigo con otra oferta que te resulte más atractiva. Tu eres responsable de tu propia imagen. No pasa nada por decir que ya no estás interesado, y los motivos si estos son relevantes (¡Ojo con esto también!). Siempre intenta quedar bien y ser amable. El ghosting, o desaparición del candidato, está a la orden del día. Nos ha sucedido incluso con personas que han sido seleccionadas y, el día que tenían que incorporarse a su nuevo puesto ¡¡se los ha tragado la tierra!! En nuestro caso, por ejemplo, te estás cerrando puertas no en una empresa, sino en más.
    4. Dar plantón en una entrevista de trabajo: a todos nos pueden suceder imprevistos, y podemos llegar tarde o no poder acudir a una cita. Esto también te puede pasar a ti cuando tienes concertada una entrevista de trabajo. Si esta es online y puedes responder, aunque solo sea para poder concertar de nuevo la cita, intenta hablar con ellos. Mucho mejor a no decir nada. Si es presencial llama por teléfono y avisa. A veces puede suceder que no te den una segunda oportunidad, pero dependiendo del motivo la gran mayoría de los reclutadores son empáticos si contactas para que puedan tenerlo en cuenta.
    5. Hablar mal de tu empresa actual u otras empresas en las que has trabajado: puede que hayas tenido malas experiencias profesionales, como muchísima gente, pero lo que a una empresa que te quiere contratar le interesa es ver cómo eres tú, cómo te desenvuelves, cómo trabajas, cuáles son tus habilidades más destacables. Entre ellas la resiliencia, las ganas de superarte ante las adversidades. Es probable que te pregunten porqué motivo quieres buscar un nuevo empleo, si en ese momento trabajas. Intentar ser sincero, pero expón criterios objetivos. Jamás eches «pestes» de jefes, compañeros o empresas. Y esto en cualquier parte del proceso, incluso en tus primeros días. Nunca se sabe qué puede suceder en un futuro.
    6. Infravalorarte: nadie hacemos todo perfecto, o sabemos de todo. Y puede ser que haya algo del puesto que desconozcas, no se te de del todo bien. No pasa nada. Intenta reforzarlo con otras cualidades o conocimientos que sean necesarios para el puesto y se te den de lujo. Pero no te centres en comentar lo mal que se te da o todo lo que desconoces. También puede suceder que te pregunten por ello, o por situaciones que no has podido resolver en tu puesto. Piensa siempre en positivo y trata de mostrar cómo podrías haberlo resuelto, qué harías ahora y qué has aprendido de ello.
    7. No saber nada sobre la empresa a la que postulas: las empresas quieren saber porqué estás interesado en trabajar con ellos, en qué puedes aportar. Es fundamental para saber si vas a encajar, y no sólo con su puesto de trabajo, sino con los valores corporativos, con su modelo de trabajo, con los compañeros. Así que investiga, busca puntos en común, y coméntalo. Verán tu motivación y ganas, ya no sólo por trabajar con ellos, sino por conocerles y realizar una búsqueda de empleo adecuada.

 

 

Y habrá una infinidad de pequeños consejos más. Si ya sois fans 👍 de Verker RRHH en RRSS seguro que habréis visto muchos más tips de empleabilidad y búsqueda de empleo. Si todavía no lo eres ¡¡no esperes más!! encontrarás información que puede serte muy útil.

Si, los reclutadores también comenten errores en los procesos de selección. ¿Quieres saber cuáles son? Léelo en esta otra entrada de nuestro VerkerBlog.

 

Fin de contrato ¿qué tipos existen?

fin de contrato laboral

La relación laboral entre empresa y trabajador puede finalizar de diferentes modos. Muchos confunden fin de contrato con despido. Por ello vamos a desglosar los tipos de finalizaciones de contrato existentes.

Hay muchos modos de que de finalice un contrato laboral: porque es por un período de tiempo determinado, por parte del trabajador, por parte de la empresa ¡o porque te jubiles!

Finalización de contrato temporal: es uno de los casos más comunes. Cuando el trabajo es temporal , es decir se realiza un contrato temporal por un tiempo determinado o para la realización de una obra o servicio.

Tenemos dos tipos de contratos temporales

  1. Contratos de duración determinada; contratos de obra y servicio determinado, contrato eventual por circunstancias de la producción y contrato de interinidad.
  2. Contratos formativos; contratos para la formación y el aprendizaje y contrato en prácticas.

Este contrato podrá ser renovado si ambas partes así lo acuerdan, hasta un máximo legal. Al término de esta fecha la relación laboral finalizará. No es un despido. El trabajador ya sabe cuándo acaba el contrato. Si la empresa desea continuar la relación laboral podrá ampliar la fecha de dicho contrato, y cuando supere el máximo legal cambiar de contrato temporal a fijo al trabajador. Si el trabajador no desea proseguir a la finalización del mismo, siempre que avise a la empresa de su intención, no se tendrá en cuenta como una baja voluntaria. Repetimos, es un fin de contrato. De igual modo, si el trabajador desea rescindir el contrato no tendrá obligación de preavisar con un mínimo de 15 días, a no ser que la relación laboral dure más de un año. La comunicación de la extinción de contrato podrá ser informal.

¿Se cobra finiquito? Si, el trabajador tendrá derecho a recibir una indemnización de doce días de salario por cada año de servicio. No, en los contratos de interinidad o de formación. 

¿Tienes derecho a paro? Si, siempre y cuando hayas generado el suficiente como para solicitarlo. A fin de contrato puedes solicitar prestación por desempleo.

Baja voluntaria: cualquier trabajador tiene el derecho de poner fin a la relación laboral sin necesidad de justificación, sea cual sea tu tipo de contrato.

Por lo general, la baja debe ser comunicada a la empresa con un período de 15 días de antelación (con algunas excepciones como hemos visto en el punto anterior, o según convenio). Lo aconsejable es realizar una carta de preaviso que deje constancia de forma oficial de la intención de causar baja. Si no se cumpliese con este mínimo de días de preaviso, se descontarán del finiquito a pagar. Durante este período de preaviso el trabajador tiene derecho a retractarse.

¿Se cobra finiquito? Si, pero el trabajador no tiene derecho a indemnización, por lo que tiene que estar muy seguro de su decisión, sobre todo cuando se trata de un contrato indefinido.

¿Tienes derecho a paro? No, al ser el trabajador el que se va de forma voluntaria no se tiene derecho a prestación por desempleo.

 

 Despido: cuando la empresa decide rescindir el contrato con el trabajador hablamos de despido.

Tenemos varios tipos:

  1. Despido improcedente: hoy en día la calificación de improcedencia de un despido le corresponde únicamente al juez competente. Si la relación laboral es posterior al 12 de febrero de 2012, la indemnización será de 33 días por año con un máximo de 24 mensualidades. Si es anterior a esa fecha, 45 días por año trabajado con un máximo de 42 mensualidades. No es necesaria carta de preaviso. El trabajador tiene derecho a solicitar la prestación por desempleo, en el caso de que le corresponda.
  2. Despido por causas objetivas: aquel que se produce debido a causas objetivas y justificadas, bien sea por mala situación económica de la empresa, por no cumplir los requerimientos mínimos para el puesto (ineptitud del trabajador), causas técnicas, organizativas o de producción de la empresa, así como por unas cuotas determinadas de absentismo. Es obligatoria una carta de preaviso con un mínimo de 15 días de antelación. La indemnización es de 20 días de salario por año trabajado y genera derecho a cobrar el paro.
  3. Despido disciplinario: cuando el empresario despide al trabajador por falta grave. Es necesaria una carta de despido dónde consten las causas del mismo. El trabajador no percibirá ninguna indemnización pero sí podrá cobrar el finiquito y el paro.
  4. Despido colectivo o por fuerza mayor (ejemplo ERE): este tipo de despido se produce ante la imposibilidad de llevar a cabo la prestación del servicio debido a la concurrencia de fuerza mayor que imposibilite definitivamente la prestación de trabajo, previa constatación de su existencia por la autoridad laboral competente. Para que se afirme la existencia de fuerza mayor ha de darse la concurrencia de un hecho imprevisible o inevitable que imposibilita la prestación laboral, como sucede con la situación actual por pandemia que ha derivado en una crisis a nivel económico y laboral. Ese tipo de expedientes ya no pertenecen a una relación empresarial individualizada entre trabajador y empresa.

¿Necesitas que te ayudemos con esas nuevas contrataciones en tu empresa? Ya sean contratos indefinidos como temporales, cuenta siempre con asesoramiento profesional de RRHH. ¡Podemos ayudarte a encontrar esa pieza que necesitas!

¡𝐓𝐀𝐋𝐄𝐍𝐓𝐎! 🥇

talento rrhh

¿Sabes cómo logramos atraer y retener talento en Verker Recursos Humanos?

Te lo contamos en un minuto 😉

 

 

¿Quieres que te ayudemos a encontrar ese talento que tanto buscas?

¡Déjalo en nuestras manos!

Somos profesionales en selección de personal y gestión del talento.

¿ʜᴀʙʟᴀᴍᴏꜱ?

ɪɴꜰᴏ@ᴠᴇʀᴋᴇʀ.ᴇꜱ

ᴡᴡᴡ.ᴠᴇʀᴋᴇʀ.ᴇꜱ

Método agile en pocas palabras

agile aragón

Se habla mucho de la agilidad en el trabajo o método agile, una forma de trabajo que, teóricamente, está revolucionando la forma de trabajo en muchas empresas. Pero ¿Qué es y en qué consiste exactamente? Te lo contamos de forma breve.

Seguro que en los últimos tiempos habéis visto a muchos expertos hablar del método agile y de cómo ha cambiado, para bien, el modo de trabajo en la empresa. Hay cursos, charlas, y palabrejas raras entorno a este método que no busca otra cosa que agilizar el trabajo para exprimir el tiempo al máximo.

¿Qué es entonces agile?

Una forma de organizarse laboralmente. Se dividirían los proyectos en partes, y se trataría de ir completando partes de ese proyecto. Cada parte debe elaborarse en un tiempo mínimo establecido, y conforme se va avanzando en el proyecto se pueden ir aplicando mejoras. Es como hacer un boceto o esqueleto, y luego ir rellenando partes, siempre priorizando lo más importante, para ir testeando, haciendo cambios. Pero debemos tener en nuestra mente que cada fase es una parte del proyecto,, y que debe estar en tiempo y forma para ser entregado y revisado.

Este método surge en la industria del software, como forma de mejorar las entregas de proyecto. Si, tras largos períodos esperado, el resultado finales del proyecto resulta deficiente o requiere de muchos cambios, estamos invirtiendo mucho tiempo que, finalmente, se pierde, ya que debemos volver a trabajar en ello. A veces incluso partiendo de cero.

De este modo el trabajo es constante y los plazos se acortan, obteniendo un resultado final mucho más pulido y trabajado.

método agile

Ventajas

  • Rapidez
  • Mayor calidad del resultado final del proyecto
  • Mayor productividad al optimizar el tiempo invertido
  • Compromiso de los empleados o colaboradores

Trabajo en equipo

Para que esta metodología obtenga un buen resultado se debe trabajar en paralelo con diferentes departamentos multidisciplinares, capaces de trabajar su parte de forma independiente y en equipo, de forma colaborativa, y analizando cada una de las partes del proyecto para ser 100% eficientes. Mediante reuniones diarias en las que cada miembro debe indicar en qué está trabajando exactamente.

Adaptabilidad

En un mundo globalizado y cambiante, hay que estar al día siempre. Y gracias a este método podamos adaptar el trabajo al momento y al cliente.

 

¿Ya usáis este método en vuestra empresa?

Si deseas que comencemos proyecto de búsqueda de personal de profesionales que dominen el método agile, contacta con nosotros info@verker.es

 

Los EPI, o Equipos de Protección Individual

EPI

Cuando hablamos de EPI hablamos de Equipos de Protección Individual. Son equipos o dispositivos que protegen a los individuos, generalmente utilizados en los trabajos, de agentes externos, cuidando así su salud y seguridad.

En el último año hemos aprendido que existe algo llamado EPI, y que no es el amigo de Blas. Pero los EPIS no son solamente utilizados por los sanitarios. Hay multitud de profesionales que deben utilizar diferentes tipos de EPI en su día a día.

¿Qué es exactamente un EPI?

Se trata de un equipo destinado a ser llevado por el trabajador para que este esté protegido de peligros y riesgos que puedan afectar a su salud y/o seguridad. Los accesorios para tal fin también son considerados EPIS. Es decir, un EPI puede estar compuesto por gafas, guantes, botas, casco. Y dentro de estos habrá diferentes tipos, dependiendo de su uso.

¿Cuándo se debe de utilizar un EPI?

Cuando los riesgos no puedan evitarse lo suficientemente. Es entonces cuando deben entrar en acción los EPIS, y la empresa y el trabajador deberán hacer un buen uso y cuidado de los mismos para evitar accidentes. Las características que deban reunir los equipos de protección individual se establecerán en función tanto de la naturaleza y magnitud del riesgo, como de las condiciones ambientales del lugar y de las características del usuario.

¿Qué no es un EPI?

La ropa de trabajo o uniformes de trabajo convencionales. Si no están destinados a la protección del trabajador, no podremos considerarlo un EPI.

Tipos de EPI

Dependiendo de la gravedad de los riesgos, nos encontraremos frente a EPIS de categoría 1, 2 y 3.

  • Categoría 1: riesgos mínimos, complementos como dedales, guantes de jardinería,…
  • Categoría 2: la gran mayoría, ya que generalmente las amenazas no suelen ser ni livianas ni de gravedad seria. Como calzado de seguridad, cascos, pantallas protectoras, chalecos reflectantes….
  • Categoría 3: peligros graves o de muerte; como máscaras de gas para evitar respirar gases tóxicos, los equipos completos frente a virus altamente contagiosos y mortales,…

Comprueba siempre su homologación

Al proteger a los trabajadores, es crucial que estén homologados y esté visible el CE, tal y como recoge el artículo 10 del  RD 1407/1992 de 20 de noviembre (transposición de la Directiva 89/686/CEE, de 21 de diciembre). El marcado CE se colocará y permanecerá colocado en cada uno de los EPI fabricados de manera visible, legible e indeleble, durante el período de duración previsible o de vida útil del EPI.

Especialmente reseñable es la obligación, por parte del fabricante y/o su mandatario en la Comunidad Económica Europea, de suministrar una declaración de conformidad cuando se le pida, de acuerdo con el mencionado artículo 10 del  RD 1407/1992 de 20 de noviembre, además todos los EPI’s deben ir obligatoriamente acompañados de un folleto informativo por parte del fabricante.

Ahora que ya sabes qué es un EPI, y que no es lo mismo ropa de trabajo que un equipo de protección individual, recuerda que, dependiendo de la labor que desarrolles, la empresa deberá proporcionarte el EPI correspondiente para tu propia seguridad.

 

¿ʙᴜꜱᴄᴀꜱ ᴛʀᴀʙᴀᴊᴏ?

¿ʙᴜꜱᴄᴀꜱ ᴇᴍᴘʟᴇᴀᴅᴏꜱ?

ɴᴏ ᴅᴜᴅᴇꜱ ᴇɴ ᴄᴏɴᴛᴀᴄᴛᴀʀɴᴏꜱ

ɪɴꜰᴏ@ᴠᴇʀᴋᴇʀ.ᴇꜱ

¿ʜᴀʙʟᴀᴍᴏꜱ?

¿𝙌𝙪é 𝙚𝙨 𝙚𝙡 𝙨𝙖𝙡𝙖𝙧𝙞𝙤 𝙚𝙢𝙤𝙘𝙞𝙤𝙣𝙖𝙡?

salario emocional Verker Recursos Humanos

Rita Monreal, CEO de Verker RRHH, colaboró con el programa de Aragón Televisión, ‘Aquí y Ahora’ para hablar sobre SALARIO EMOCIONAL. ¿Sabes en qué consiste?

Ocho horas al día, a veces incluso más, son las que solemos pasar trabajando. Y hacer que el trabajador no sienta ese tiempo como perdido es uno de los factores por los que existe el conocido como salario emocional. Otro tipo de recompensa a nuestra labor, más allá de la económica.

El cambio generacional en las empresas está haciendo que, cada vez más, el salario emocional esté más presente y asistamos a ese cambio de cultura empresarial.

A todos nos vienen a la mente en seguida esas empresas jóvenes e innovadoras en tecnología de Silicon Valley. Pero no hablamos sólo de tener un futbolín en el trabajo, sino de conocer mejor a nuestros empleados. Sólo así sabremos qué necesitan y cómo podemos ofrecérselo.

En palabras de Rita, el salario emocional es:

«Sacarle una sonrisa al trabajador, es fidelizarlo, es un cambio en la política y cultura empresarial.»

Puedes ver la intervención al completo en este vídeo

Se trata de que los empresarios, de quienes están detrás de una empresa o de un departamento de recursos humanos, apliquen una serie de políticas en este ámbito preguntándose ¿Qué nos gustaría o nos hubiese gustado a nosotros como trabajadores que nos ofreciesen?

Ahí está la base de todo; conocer la opinión de los propios trabajadores ¿Cómo o con qué puede ayudar la empresa a que desarrolles mejor tu trabajo? ¿De qué modo puede ayudarte?

El salario emocional forma parte de esa felicidad en el trabajo que busca atraer talento, retenerlo y, por supuesto, mejorar la productividad.

En definitiva, que sientan los colores y lo demuestren.

Formas de salario emocional

Celebra los días importantes: cumpleaños, festividades, Día de la familia en la empresa…

Festividad el día del cumpleaños: deja que tu trabajador tenga un día libre en su cumpleaños para poder celebrarlo.

Teletrabajo: que esta modalidad de trabajo no sea una obligación impuesta por una pandemia. Deja la opción a los trabajadores, siempre que el puesto lo permita, de teletrabajar cuando lo necesiten.

Concilia: no es una opción, permitir la conciliación debería estar en todas las empresas. Y hay muchos modos de conciliar, como ya hemos visto mediante teletrabajo, permitiendo un horario diferente para poder llevar a los niños al colegio, poder llevarlos al trabajo en días puntuales, ¡o incluso conciliando con nuestros amigos perrunos!

Espacios de esparcimiento y relax en el trabajo: da igual si se es grande o pequeña, una zona para comer, tomar un café, realizar un descanso, son necesarios. Y cuanto mejor adaptada esté esta zona, mejor influirá en el bienestar laboral. Permite la comunicación entre los trabajadores, áreas limpias aclaran la mente y ayudan a pensar ideas más creativas.

Cenas, Viajes y Ocio de empresa: adorados por unos y odiados por otros. Son formas de que los trabajadores se relacionen, se conozcan fuera del entorno laboral, y de hacer piña. Aunque muchos prefieren pasar su tiempo libre disfrutando de los suyos, y siempre habrá que tenerlo en cuenta.

Bonos de comida, descuentos o cheques bebé: muchos empleados deben comer fuera de casa, un gasto que algunas empresas tienen en cuenta y compensan con bonos de comida para consumir en determinados restaurantes o directamente en la cafetería de la propia empresa. También se suele establecer convenios de colaboración para aplicar descuentos a los trabajadores en empresas amigas. Además también existen cheques bebé, para los nuevos padres, o servicio de guardería.

¿Tu empresa también ofrece salario emocional? ¿Qué soléis hacer?

 

Recuerda que si necesitas que te ayudemos con un proceso de selección o necesitas personal de ETT para momentos puntuales, podemos ayudarte.

🌐 ᴡᴡᴡ.ᴠᴇʀᴋᴇʀ.ᴇꜱ

📩 ɪɴꜰᴏ@ᴠᴇʀᴋᴇʀ.ᴇꜱ

Aunque en la distancia, seguimos a tu lado

🧩 En Verker Recursos Humanos seguimos trabajando, seguimos a tu lado.

Pese a las restricciones del Coronavirus, hemos aplicado las medidas necesarias y, en la distancia, seguimos trabajando para que Verker RRHH continúe su labor y, en muy poco, todo vuelva a la normalidad.

🔹 Si eres candidato
Puedes acceder a nuestras ofertas de empleo o registrarte como candidato en nuestra base de datos entrando en nuestra web
www.verker.es

🔹 Si eres trabajador o empresa
Puedes acceder a toda tu documentación en el Portal del Empleado o Portal del Cliente.
Además estamos a tu disposición en el 📞 876 169 964 o por email en 📩 info@verker.es
Si lo deseas, también puedes contactar vía email o telefónica con tu persona de referencia.

Estamos para ayudaros, porque queremos seguir siendo la pieza que necesitas. 🧩

rrhh zaragoza

¿Por qué debería contratar los servicios de una empresa de Recursos Humanos?

contrata verker rrhh

Tanto para pequeñas pymes como para grandes empresas, en ocasiones, se hace necesario contar con ayuda externa en materia de recursos humanos. Os contamos cómo y por qué deberías contratar servicios profesionales para procesos de selección.

En un entorno competitivo y dinámico, se hace necesario valorar el outsourcing como valor añadido que puede mejorar la calidad del trabajo realizado dentro de una empresa. Cuentes o no con un departamento de recursos humanos, externalizar algunos servicios puede ser un gran aliado en tu estrategia empresarial.

Y es que el área de recursos humanos va más allá de la gestión de nóminas y contratos. Se trata de encontrar al mejor candidato, de fidelizarlo y fomentar su talento, de gestionar a las personas, de escucharlas, de crear un buen ambiente de trabajo. Es, en definitiva, una pieza clave en la organización de la empresa. Por ello, con tantas tareas por realizar, en ocasiones la ayuda externa es fundamental. Por ello, empresas como Verker Recursos Humanos, vendemos ese valioso tiempo que tu organización necesita, tanto a nivel consultoría de selección de personal como de trabajo temporal.

¿Sabías que la búsqueda, contratación y gestión de nóminas ocupa casi el 70% del tiempo en los departamentos de recursos humanos? Unas tareas que no aportan un gran valor a la empresa, siendo labores meramente transaccionales. Si delegases parte de este tipo de tareas tus trabajadores podrían desempeñarse en otras áreas como la formación, PRL, bienestar laboral, etc.

Es importante plantearlo en nuestra estrategia. Tanto si ya posees con departamento de recursos humanos como si no, piensa en cómo está organizada tu empresa, con cuánto personal cuentas y si deseas invertir para crecer. Siempre, y esto es fundamental, investiga, consulta y déjate asesorar por profesionales.

Si quieres conocer cómo funcionan los servicios de Verker RRHH puedes escribirnos a info@verker.es y te informaremos con detalle. Nos gusta poner cara siempre a quienes desean trabajar con nosotros, así que nos podemos tomar un café y con mucho gusto os contaremos nuestro método de trabajo.

En Verker RRHH trabajamos a éxito, así que sólo te cobraremos si finalmente contratas al candidato que hemos encontrado para ti.

¿Qué ventajas obtengo?

  • Asesoría personalizada, nos adaptamos a ti, a tu empresa, a lo que necesitas.
  • Reducción de costes ¿has pensado cuánto tiempo y dinero se puede perder si no sabes cómo realizar un proceso de selección de forma adecuada?
  • Mejora del área de recursos humanos de tu empresa dedicando esfuerzos en objetivos de mayor relevancia
  • Optimización de los recursos y mejora de la productividad, gracias a contar con profesionales de los recursos humanos

En Verker Recursos Humanos queremos comenzar 2020 junto a ti, siendo tus aliados en la estrategia de personal de tu organización. ¿Quieres que empecemos un camino juntos? Estamos para escucharte. Somos empresa aragonesa. Somos familiares y cercanos. Somos la pieza que necesitas.