Empresas purpose o de propiedad responsable

empresas con propósito

¿Habías oído alguna vez sobre las empresas purpose o con propósito? En España su denominación es de propiedad responsable, y va un paso más allá de lo que se conoce como responsabilidad social empresarial ¿Quieres saber qué son?

Puede que jamás hayas oído hablar de ellas, o sepas que existen pero no termines de identificarlas. Existe mucho desconocimiento acerca de ello, y es que este tipo de empresas están comenzando a surgir en Europa y, legalmente, no existe un marco jurídico en el que puedan enmarcarse en la mayoría de los países.

Entonces ¿qué es una purpose enterprise? La propiedad responsable o steward-ownership es una alternativa al tipo de propiedad convencional de las empresas. Bajo este prisma, la empresa, desde su misma concepción, tiene una misión e independencia propias. Y eso está por encima de todo y va intrínseco en el ADN de la empresa.

¿Cuál es su verdadera diferencia con respecto a una empresa normal? La mayoría de las empresas tienen como objetivo obtener siempre el máximo beneficio posible. Mientras que este tipo de empresas son creadas con un objetivo social claro. Quieren que su misión esté encaminada a mejorar nuestro mundo. Por ello, los beneficios no son el principal objetivo que se persigue, sino que estos beneficios son el medio para alcanzar un fin mayor. Generalmente el lucro obtenido se reinvierte en la empresa, se reparte entre socios y trabajadores y se dona a causas vinculadas con la empresa.

¿Cuál es la diferencia con respecto a la responsabilidad social?

Las empresas purpose se autodefinen desde un principio por tener un propósito, de hecho puede que esa empresa se haya creado con el único fin de que su negocio ayude en un determinado ámbito. «¿Por qué hacemos lo que hacemos?» Eso genera confianza y motivación por el proyecto, tanto a inversores como a trabajadores. Su propósito beneficia en general a todos sus stakeholders o grupos de interés.  «¿Por qué existe? ¿Por qué les sirve a sus grupos de interés?» Las partes interesadas incluyen toda la gama de colaboradores, clientes, socios, miembros de la comunidad, medio ambiente/planeta y aquellos que buscan un retorno financiero justo.

Por su parte la Responsabilidad Social de una empresa tiene un enfoque que contribuye al desarrollo sostenible mediante la entrega de beneficios económicos, sociales y ambientales para todos los interesados. Es decir, la RSE es una parte de la misma, pero su objetivo principal es aquel para el que ha sido creada la empresa. Es cierto que la RSE puede afectar positivamente a todos los grupos de interés, pero no debe confundirse con el propósito de una organización.

Muchas empresas están comenzando ahora a crear buenas prácticas dentro del ámbito de la responsabilidad social, y otras muchas llevan años concienciadas con ello. Al fin y al cabo se trata de que, de un modo u otro, las empresas asuman su responsabilidad con la sociedad, contribuyendo de forma positiva.

Ejemplo de empresa Purpose

Muchas empresas jóvenes, de ámbito tecnológico, ya han sido creadas como purpose. Y muchas de ellas, también, tienen su raíz en la sostenibilidad (por ejemplo, creación de ropa con residuos reciclables).

Ecosia es un buscar nacido en 2009 de manos de Christian Kroll, su objetivo es plantar árboles y contribuir a la disminución del cambio climático. Como reza su lema «Cada búsqueda elimina 1kg de CO2». Un objetivo que ayuda a que todos trabajen con más ganas, y los usuarios utilicen su buscador.

Kroll podría haber vendido su empresa hace mucho tiempo por varios millones de euros, sin embargo, siempre consideró que los árboles eran más importantes, y quería proteger a su compañía de los especuladores. Es por eso que en 2018 convirtió Ecosia en una empresa de propiedad responsable siguiendo un modelo de fundación.

Si quieres saber un poco más sobre esta y otras empresas de propiedad responsable, te dejamos este documental.

Algunos podrán pensar «esto es cosa de hippies» «va contra el capitalismo». Precisamente sobre ello habla en esta charla TEDx Armin Steuernagel, de Purpose Foundation and Purpose Capital, quien fundó su primer empresa con tan sólo 16 años.

Se trata de repensar nuestra economía, de hacerla más sostenible, más humana.

 

¿Estamos ante las empresas del futuro o las actuales empresas se están ya adaptando a esta nueva realidad?

 

 

 

Aprendiendo sobre Conciliación y RSE

RS Aragón

Aragón Empresa y EFR Fundación Más Familia han organizado hoy la jornada «Diálogos de Conciliación y Responsabilidad Social Empresarial» para conocer de cerca la experiencia de dos grandes empresas aragonesas, Taisi y Libelium.

Entre nuestros objetivos se encuentran ser una empresa responsable y seguir desarrollando nuestro plan de conciliación, tal y como venimos haciendo desde hace varios años a través del sello RSA que otorga el Gobierno de Aragón. Ahora queremos dar un paso más y lograr el sello RSA+. Para ello estamos formándonos, desarrollando nuestro plan y plasmando todo lo que ya venimos haciendo como empresa socialmente responsable.

Aragón Empresa viene desarrollando formación y talleres a este respecto. La pasada semana nos formábamos en ODS y Agenda 2030, hoy tocaba escuchar a dos empresas aragonesas con fuerte bagaje en responsabilidad social, Taisi y Libelium. La jornada contaba con la colaboración de la Fundación Más Familia (ERF), entidad que otorga certificado propio en materia de conciliación.

Jorge Maza, de AEDIPE Aragón hizo las labores de moderador, preguntando y dando paso a Ruth Lázaro, Directora General en Taisi, y Elena García, Directora de Comunicación y Marketing en Libelium.

Os dejamos un resumen de su intervención:

¿Qué significa conciliar para cada empresa?

La conciliación varía dependiendo de cada trabajador, de sus necesidades, de su edad. Para llegar a una puesta en común hay que llevar a cabo un proceso que nos lleve a definir en cada empresa qué es conciliación y qué podemos llevar a cabo en esta materia.

Taisi – Es una necesidad natural. Se trata de escuchar las necesidades de las personas que trabajan en la empresa. Todo ello organizado y gestionado de manera formal, pero en una palabra: ESCUCHA.

Libelium – Es generar bienestar en el empleado, pero también atraer y retener talento. Ofrecer no solo empleo de calidad, sino además hacer una propuesta de vida que incluye poder sentirse autorrealizado dentro de la compañía.

¿Cómo gestionan conciliación y Responsabilidad Social?

Libelium – La responsabilidad social es una pata más que sustenta su empresa, junto a la ética la transparencia y, por supuesto, la conciliación. Dentro de su misión y valores viene ya incluida la gestión del talento, y por ende todo lo relativo a conciliación.

Taisi – La responsabilidad social es muy amplia. Cuando comenzamos a ver qué estábamos haciendo en responsabilidad social nos hicimos una pregunta:  ¿Qué hacemos en conciliación? Hasta que no le pusieron la etiqueta no se dieron cuenta de todas las prácticas a este respecto que estaban llevando a cabo.

Proceso participativo dentro de las empresas

Como bien decíamos, conciliar puede ser algo diferente para cada trabajador dependiendo de sus necesidades:  teletrabajar, salir o entrar antes al trabajo, pasar más rato con los hijos, poder cuidar de nuestros mayores, ir a visitas médicas, ir al gimnasio…Para ello es necesario contar con los empleados en un proceso participativo.

Libelium – Parte de su éxito viene dado por el estilo de Dirección abierto que rige en su empresa, en el que prima el diálogo. Todos participan de las decisiones. Esto se traslada en flexibilidad. Este año han firmado un Convenio de teletrabajo y de desconexión digital, surgido gracias a este este diálogo interno y ver que esta modalidad mixta de varios días de teletrabajo y otros tantos de oficina daba buen resultado y los trabajadores estaban contentos con ello. Elena comentaba que, al igual que las empresas evolucionan, también lo hacen sus empleados y deben hacerlo sus estrategias de conciliación. En Libelium tienen gente muy joven, cuando entraron sus necesidades eran más de esparcimiento, mientras que ahora se centran en conciliación familiar.

Taisi – Para ellos se trata de algo más cotidiano, del día a día. Conversaciones informales que finalmente son analizadas para poner en común y decidir si procede establecer dentro de su plan de conciliación o no. La clave es la integración, de generaciones, de orígenes….es todo un reto. Las necesidades no son las mismas para todos. Esa capacidad de escucha y reacción, de flexibilidad, debe estar integrada en los valores de la empresa.

 

RETO EN CONCILIACIÓN EN LOS PRÓXIMOS 20 AÑOS

Roberto Martínez, Director de EFR Fundación Más Familia, nos ha hecho un resumen de la clave para una buena conciliación: CONFIANZA.

Si das autonomía al trabajador, si confías en él, generas confianza recíproca. Y es súper importante para avanzar en conciliación.

Además se pueden extraer muchas ideas viendo incluso copiando las buenas prácticas que están llevando a cabo otras empresas y compartiendo experiencias.

Las tendencias globales del futuro nos hablan de un mundo más urbanita, con difcultades de movilidad, con desplazamientos encarecidos por la huella que estamos dejando en nuestro planeta (cambio climático), con una tasa de natalidad muy baja y una población envejecida, dependiente y solitaria. Todo esto debemos tenerlo en cuenta para paliar las necesidades de los trabajadores del futuro y adelantarnos en conciliación.


¿Trabajáis en vuestra empresa la conciliación?

¿Cómo lo planteáis? ¡Queremos leeros y aprender juntos!

Una oportunidad de reinicio empresarial

coronavirus empresas

Vivir el día a día, y tratar de omitir la realidad que nos afecta a todos, es imposible. Mitigar el impacto sanitario, económico y social del coronavirus es un hecho, y nos obliga a actuar con celeridad. ¿Puede este parón hacernos reflexionar sobre nuestra cultura empresarial?

En algún momento volveremos a nuestra rutina ¿pero será como siempre? ¿podemos realmente pronosticar cómo será el futuro cercano? Vivimos días inciertos, nunca jamás experimentados. Son momentos insólitos, no sólo en nuestro país, sino en todo el mundo. La economía, la producción, las empresas, las familias, todos se ven afectados. Sólo aquellas organizaciones realmente vitales en este momento siguen su curso habitual. Todo son dudas, preguntas sin respuesta, y medidas que se van aplicando poco a poco.

Pero si algo debe hacernos meditar es la posibilidad que tenemos ante nosotros. Temas como la conciliación, el teletrabajo, la flexibilidad horaria, la autogestión del tiempo, el poner nuestros servicios y productos a disposición del bien común. Aquí es dónde se ve la responsabilidad de cada corporación, de querer ayudar para que la salud de todos se pueda salvaguardar, y todos podamos retomar el curso habitual lo más temprano posible.

La tecnología nos está facilitando la labor, y gracias a ella muchas empresas pueden continuar trabajando. Aunque sea de forma exprés, muchos han implantado el teletrabajo durante estos días, y ya se han amoldado a esta rutina. La digitalización es, más que nunca, nuestra aliada. Ninguna empresa puede ya estar ajena a esta realidad.

Jornadas reducidas, excedencias, permisos retribuidos. Jamás habíamos visto tan de golpe implantar todas estas medidas para facilitar la vida de los trabajadores, y la supervivencia de las organizaciones.

Empresas que cambian su producción habitual para fabricar bienes de primera necesidad, que donan de forma altruista sus materiales, que crean campañas de donación y ayuda.

La Responsabilidad Social Corporativa y la cultura empresarial no se habían visto jamás tan necesarias. El compromiso hacia tu empresa, de trabajadores, clientes, socios y colaboradores, de todos tus sktakeholders, es ahora más necesario que nunca. Es tiempo de revisar nuestras creencias, nuestros valores y modo de trabajar. Es una gran oportunidad de reinicio, de reseteo corporativo. 

Ser más solidarios, más sostenibles, más comprometidos. Debemos pensar en cómo nuestra empresa puede ayudar para reducir desigualdades, para mantener nuestro planeta a salvo. Estos días la tierra se está tomando un respiro, y la naturaleza nos devuelve una realidad: la vida sigue, se regenera, vuelve a respirar. ¿Nos regeneramos con ella?

La incertidumbre al futuro genera miedo, es el temor a lo desconocido, a cómo va a cambiar todo, a qué será de mi empresa tras estos acontecimientos. Pero estamos viendo una gran respuesta empresarial, y debemos aprender de ello. Que el covid-19 nos cambie, pero para mejor. Afianzando, aún más si cabe, nuestos valores, o modificándolos sustancialmente.

Es hora de parar a pensar qué empresa queremos tras este «terremoto» mundial que ha sacudido, no sólo nuestro modelo económico, sino el alma de nuestras corporaciones. Porque la humanidad es nuestro bien más preciado, y debemos apostar por él.

 

 

Verker RRHH alinea su estrategia con la de los ODS

objetivos desarrollo sostenible

Impulsados por Naciones Unidas, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) buscan revertir la situación global y alcanzar ambiciosas metas de cara a 2030.

Desde que Naciones Unidas decidiese impulsar la creación de unos objetivos de cara a 2030, tras los objetivos del milenio, todos los países han ido progresivamente uniéndose a este ambicioso proyecto en el que todos estamos involucrados.

Un 25 de septiembre de 2015 se firmaron los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, también conocidos como ODS, cuya meta era frenar las desigualdades mundiales, el cambio climático y mantener un planeta habitable. En pocos años todo el globo se ha ido enterando de qué es esto, y concienciando de que alcanzarlos no es sólo importante, sino vital, a la par que complejo.

La Agenda 2030 se resume en una palabra: TRANSFORMACIÓN. Debemos cambiar muchos malos hábitos adquiridos que han ido minando poco a poco el planeta. Una transformación encaminada en tres ámbitos; tecnológico, digital y mundo sostenible. En cuanto a lo social, es importante remarcar NO DEJAR A NADIE ATRÁS, y en ello la cooperación juega un gran papel.

Por todo ello, y en diez años vista, desde Verker Recursos Humanos, apostamos por alinear nuestra estrategia empresarial teniendo en cuenta estos objetivos. Trataremos de fomentarlos, concienciar sobre ellos, y dirigir nuestros esfuerzos en un único camino: el de la sostenibilidad y el desarrollo.

Ya estamos aplicando procesos y acciones en base de ello, como el uso de energía eficiente o la digitalización para frenar el uso de papel indiscriminado.

En este vídeo os resumimos los 17 ODS

En Aragón, el Instituto Aragonés de Fomento, a través del Plan Empresa, es el encargado de formar e informar en esta materia a las empresas y organizaciones aragonesas sobre Responsabilidad Social, Agenda 2030 y ODS.

Precisamente esta semana se presentaron dos nuevas herramientas online para acercar los Objetivos de Desarrollo Sostenible a todas aquellas corporaciones adheridas al Plan RSA y con sello distintivo de responsabilidad.

Y TÚ ¿QUÉ ESTÁS HACIENDO POR EL PLANETA?