¡Atrapa al candidato!

Encontrar al mejor candidato es, en ocasiones, una tarea compleja. Por ello no dejar escapar buenos talentos debería de ser nuestra prioridad. Y en ello el tiempo cuenta, y mucho.

Como empresa experta en procesos de selección y reclutamiento sabemos lo complejo que es encontrar algunos perfiles profesionales. Además de ello hay que tener en cuenta a la empresa, sus valores corporativos y sus necesidades principales. El candidato debe coincidir en diferentes baremos con lo que la empresa anda buscando, y muchas veces resulta complicado encontrar a un trabajador que cumpla todos los requisitos que se demandan.

Pero si lo encuentras ¿porque no lo «cazas» cuanto antes? A veces dejamos escapar al mejor candidato sólo porque no tiene todos y cada uno de los requisitos, o tenemos dudas, o queremos seguir buscando por si encontramos a alguien mejor. Y en ese tiempo, un precioso tiempo, al final perdemos al mejor talento.

Nos ha pasado unas cuantas veces, candidatos ideales, que conocen la empresa, que están muy interesados en trabajar con ellos, han pasado varias entrevistas, hasta llegar a la final con la entidad en cuestión. Pero…¿qué impide la contratación inmediata?

A veces, darle demasiadas vueltas, parar a pensar en si realmente es la persona idónea, puede hacer que dejemos escapar la oportunidad. ¿No tiene toda la formación y/o experiencia necesaria? Dale formación complementaria. Si tiene las ganas y actitud, no será un problema desarrollar su trabajo. Incluso puede que posea otras habilidades que ofrezcan un extra con el que no esperabas contar.

Y mientras pensabas y pensabas….la competencia actuaba. Y el candidato era seleccionado por otra empresa, que le ofrecía una oferta mejor que la tuya.

No se trata de precipitarse, pero la agilidad en un proceso de selección también es de suma importancia. Porque al final, por no terminar de decidirte, puedes acabar sin ningún candidato disponible, y debes volver a empezar el proceso, con el tiempo y dinero que ello requiere.

Los candidatos, ante la falta de feedback, siguen buscando otras opciones, continúan otros procesos de selección. No van a estar ahí eternamente esperando. Así que ¡se rápido! ¡Atrapa al candidato!

 

5 Pasos para mejorar tus Procesos de Selección y Reclutamiento

selección de personal

A la hora de crear un proceso de selección de personal hay varias cosas importantes que no debemos pasar por alto. Tan importante es saber cómo orientar la búsqueda como la contratación final.

 

Haz una descripción lo más concreta posible del puesto. Ten en cuenta las características del mismo, las funciones a realizar y los requisitos indispensables, así como aquellos a valorar. Es importante también describir a la empresa, qué ofrece, cuáles son sus valores corporativos. Cuanto más específico seas, mucho mejor, ya que permitirá a los candidatos hacerse una idea de lo que la empresa está buscando y cómo va a ser el trabajo. No olvides mencionar si es necesario algún tipo de estudios concreto, carnets específicos, conocimiento y grado en idiomas, años de experiencia deseables en el puesto o en un sector concreto, tipo de jornada y horario a ser posible, incluso si existe flexibilidad horaria mejor que mejor, beneficios sociales, etc. Todo lo que se te ocurra para atraer al candidato ideal para el puesto.

 

Piensa bien lo que vas a ofrecer. Analiza a la competencia ¿qué están ofreciendo en puestos de las mismas características? ¿Cuál es el rango salarial? Atrae al mejor talento ofreciendo un paquete atractivo y competitivo.

 

Aprovecha el mundo digital. Publica la oferta en tu web y redes sociales, busca perfiles en redes profesionales, como Linkedin. No dejes pasa a un candidato porque viva en otra localidad o esté de viaje, realiza entrevistas online por skype u otras herramientas de videoconferencia, o pide a los candidatos el envío de videocurrículums, que permitirán realizar una primera criba analizando su comunicación verbal y no verbal. El reclutamiento activo 2.0 es algo habitual que deberías tener en cuenta. Si bien, hay que saber hacerlo.

 

Realiza entrevistas por competencias. Es muy interesante analizar cómo ha desempeñado su trabajo anteriormente, cómo ha reaccionado ante determinadas situaciones, cómo ha resuelto posibles errores o crisis. Esto te aportará información sobre cómo es la persona, su actitud y personalidad. Las preguntas deben estar bien planteadas, aportando aquello que pueda ser de relevancia para el puesto ofertado.

 

Contrata a una empresa de Consultoría experta en reclutamiento y procesos de selección. A veces se hace necesario externalizar el servicio de reclutamiento, bien porque no se cuente con un departamento propio de recursos humanos o porque ello nos va a ahorrar tiempo y costes. Estas empresas, como Verker RRHH, están especializadas y acostumbradas a cribar y seleccionar personal a diario. Por lo que, con la información precisa, pueden resolver nuestra búsqueda de forma ágil y eficaz. Si deseas probar nuestros servicios, informarte sobre cómo trabajamos y pedir un presupuesto sin compromiso, no dudes en contactar con nosotros a través de nuestro formulario o escribiendo a info@verker.es

La gamificación como método de reclutamiento

El uso de técnicas lúdicas es aplicado hoy día en múltiples aspectos. No sólo como mero entretenimiento, sino también en el plano laboral y empresarial. Entre ellos en la selección de personal. Una forma de reclutar y seleccionar candidatos diferente e incluso divertida.

Las dinámicas del juego aplicadas en áreas diferentes al ocio ha aumentado en los últimos años como forma de captar usuarios, clientes, dinamizar equipos, o, incluso, realizar el reclutamiento de personal. Reglas y premios fomentan el interés y animan a seguir explorando el juego para convertirse en ganador.

Su desarrollo en el mundo empresarial no es algo nuevo, pero sí se está extendiendo sobre todo en estos últimos años. El ámbito educativo fue el primero en demostrar que, a través del juego, es más efectivo el aprendizaje y la implicación.

Ahora son los departamentos de Recursos Humanos los que están apostando fuertemente por la gamificación, tanto para motivar a sus empleados como para seleccionar a los mejores candidatos para su empresa. ¡Además es un modo diferente de reclutar!

Gracias a estos juegos los expertos en selección de personal pueden identificar las habilidades de los candidatos, su personalidad, su forma de pensar. Muchos candidatos pueden sorprenderse al encontrarse con estas técnicas de selección. Su respuesta ante ello puede dar luz sobre cómo actúa frente a los imprevistos, cómo se maneja con la incertidumbre, etc. El objetivo es seleccionar al mejor talento, la persona que más encaje con los valores empresariales. Por lo que, en ocasiones, no hay que juzgar la actuación del candidato como buena o mala, sino ver si se ajusta más o menos a lo que se anda buscando. Lo mejor que se puede hacer es tratar de relajarse y no ver las pruebas como un examen, sino como un juego, sin más.

Técnicas de gamificación para la selección de personal

  • Juegos de recompensa- una de las mejores formas de motivar en la participación. Suelen ser las más utilizadas de forma interna con los trabajadores, pero también se puede aplicar en el reclutamiento. Es similar a los juegos virtuales, en los que cada vez que superas una pantalla o nivel, adquieres unas recompensas. Estas recompensas pueden ser pasar a otra fase de la selección, como si fueses un personaje de videojuego que avanza en su progreso. En la gamificación de trabajadores se pueden ofrecer recompensas económicas, en forma de horas o días de libranza, viajes, etc.
  • Dinámicas grupales online- hoy día la distancia ya no es un impedimento para buscar trabajo en cualquier parte del mundo, o no debería serlo. Además de poder realizar entrevistas virtuales, también se pueden realizar dinámicas con varios de los candidatos a través de plataformas online en las que se puedan realizar juegos por equipos, realizar brainstormings, ver cómo interactúan entre ellos, su liderazgo, etc.
  • Crea tu propia aventura- Probablemente alguno aún recuerde aquellos libros de aventuras en el que, cada uno de nosotros, éramos responsables de nuestro sino a través de las elecciones que realizábamos. Este juego puede ser también aplicado en la selección, ofreciendo al candidato diferentes caminos, y ver así qué haría en diferentes situaciones. Sólo los que tomen las decisiones acertadas llegarán al final de la aventura pasando al siguiente nivel del proceso. Creando su propio camino hacia su nuevo empleo.
  • Clasificaciones y progresos- Un buen método para conocer el avance de cada candidato.  De este modo todos pueden saber si van por el buen camino para alcanzar los objetivos marcados en el juego y ser uno de los seleccionados.

¿Todavía no has puesto en práctica la gamificación en tu empresa? Sin duda es una forma diferente y entretenida de generar valor en tus trabajadores, descubrir o desarrollar habilidades y mejorar el ambiente laboral, conociendo a los compañeros. Ten en cuenta siempre, no lo enfoques como una competitividad, busca la cooperación y las soft skills de candidatos y trabajadores para conocerles mejor.

 

 

 

❤️Conquista a un reclutador ❤️

Conquistar y llegar a emocionar requiere unas habilidades. Un cv brillante no es nada sin encanto personal, sin saber potenciar tus cualidades. Conoce a la empresa en la que te postulas y busca cómo encajas en ella. Los reclutadores deben ver tu candidatura y notar cómo resalta frente a los cientos de curriculums impersonales.

¿Cómo le puedo impresionar?

Entre los conocimientos más valorados están, sobre todo en los últimos tiempos, las nuevas tecnologías.

Existen multitud de tecnologías a nuestro alcance, y cada tipo de trabajo puede requerir un mínimo de conocimiento o rapidez a la hora de aprender nuevas herramientas.

Destaca aquellas habilidades técnicas que poseas, las herramientas  que más utilizas, o incluso las que puedan resultar más curiosas.

Experiencia Vs Formación; para quienes tienen experiencia pero no la formación requerida deben saber que, como se suele decir, la experiencia es un grado, y en la mayoría de ocasiones es más valorado que una formación específica en un ámbito. Así lo afirman una amplia mayoría de expertos en procesos de selección.

El trabajo forma, destaca esas herramientas con las que estás habituado, el ritmo de trabajo, los proyectos en los que has estado implicado.

En cambio, sin posees mucha formación pero poca experiencia, trata de resaltar cómo has podido aplicar esos conocimientos, todo aquello de lo que sabes y cómo sería beneficioso para el puesto.

 

Sin avasallar, déjate querer

Se trata de conquistar poco a poco, pero con un flechazo inicial. Por más que insistas, si la primera impresión no les hace llamarte al instante ni les encaja en lo que están buscando, en otra ocasión será.  

Tampoco seas un pasota. Muestra tu verdadero interés. Llégale al corazón y busca la manera en que podréis comenzar una relación estable y duradera en la que ambos tendréis un objetivo común: el éxito.

 

Tu actitud

Siempre siendo agradable y con buenos modales, tienes más oportunidades de triunfar.

Los reclutadores tienen siempre muy en cuenta la personalidad de los candidatos. Las soft skills son cada día más valoradas, y tener una buena predisposición es fundamental.

Nadie es perfecto, los reclutadores lo saben. Encontrar a un trabajador que se ajuste 100% a todo lo que se pide es como buscar gnomos en el desierto

Si sabes trabajar en equipo, tienes una buena capacidad resolutiva, te comunicas de forma eficaz o eres un crack planificando el trabajo ¡cuéntalo! Aunque no se pida, resalta alguna de estas actitudes o habilidades blandas tan demandadas. Encima muestras iniciativa ¡toma ya!

Y lo más importante, sé sincero y buena gente. Es la base para comenzar a conquistar reclutadores.